-El Imperio Inca-

Los incas tenían como concepto de la vida principalmente a las políticas patriarcales hasta incluso bien llegados los primeros siglos de la conquista española.

Los incas eran una civilización primitiva, centrada y desarrollada en diversas etapas en Cuzco. Su establecimiento en este valle se debió, según la tradición, al primer Inca e hijo del Sol, Manco Cápac, y a su hermana, y a la vez esposa, Mama Ocllo, los cuales procedían del lago Titicaca y que junto con sus otros tres hermanos y hermanas lograron hundir en el suelo de Cuzco unas barras de oro ( principios del s. XIII ) ; tras ésta dinastía y por las noticias de tipo legendario e histórico que se conocen, permiten dividir el imperio inca en dos grandes períodos : imperio legendario e imperio histórico.

El imperio inca alcanzó su máxima extensión y durante el reinado de Huayna Cápac, y se extendió desde la región de Pasto, al N. del Ecuador, hasta el río Maule, en el centro de Chile, con una población era de unos 12 millones y la componían, además de los quechuas ( N. de Cuzco ), los aimarás ( S. de Cuzco ), yungas y atacameños ( en el litoral ) y antis ( en la sierra ). Este imperio, llamado Tahuantisuyu, con capital en Cuzco, se dividía en cuatro grandes regiones : Collasuyu ( S. ), Chinchasuyu ( N. ), Antisuyu ( E. ) y Contisuyu ( O. ). Cada ¨ suyu ¨ era regido por un gobernador o ¨ apo ¨ y se dividía en provincias ( guaman ) y éstas en — sayas — o distritos, a su vez subdivididos en ¨ ayllúes* ¨, o dirigidos por el ¨ curaca ¨ ( jefe del ayllú en la paz ), o por el ¨ sinchi ¨ ( durante las guerras ). Las diversas funciones de estas autoridades estaban supeditadas a la autoridad suprema y absoluta del Inca, cuyo poder se fundamentaba en su naturaleza divina, aunque contara con un consejo formado por los cuatro ¨ apo ¨ . También ejerció gran influencia política el gran sacerdote ( huillac humu ).

La fuerza expansiva del Estado inca venía dada en función de su política guerrera. El ejército, formado por los hombres del ayllú ( … ) y su fuerza radicó en el gran número de soldados ( vallavisas).

La organización social incaica estuvo estructurada y muy diferenciadas. Al frente de la misma se hallaba el Inca, supremo jefe de la sociedad en todos los aspectos. A diferencia del pueblo, de familia monógama, el Inca, como la nobleza ( y gobernadores locales ), practicaba la poligamia, incluso el incesto o relaciones sexuales con su familia, generalmente su propia hermana, adquiría la categoría de soberana ( coya ) y únicamente los hijos de este matrimonio tenían derecho a la sucesión al trono, mientras que los hijos habidos de otras esposas formaban ayllúes de sangre incaica. De ésta aristocracia, llamada por los españoles como — orejones —, procedía el alto clero y el alto mando militar y político.

Al igual que los aztecas la sociedad estaba excesivamente jerarquizada, donde el inca poseía decenas de miles de siervos disponibles y exclusivos, y por debajo de ésta clase social estaban los…

¡¡¡ esclavos !!!

como la capa social más baja.

La vida privada de todo inca durante su existencia estuvo marcada por la intervención del Inca, incluso en asuntos caseros, familiares o cualquier otro. La llegada de los españoles, encabezados por Pizarro ( 1532 ), y al aprovechar la Guerra Civil entre los sucesores de Huayna Cápac, Huáscar y Atahualpa. Muerto el primero y apresado y ajusticiado Atahualpa, el mantenimiento de la organización del imperio sin el Inca no fue ya viable, a pesar del intento del efímero soberano Manco Cápac II entronizado por los mismos españoles [ R. So. ]

En el aspecto etnológico los sujetos incaicos no recibian sus nombres de forma oficial hasta la edad juvenil, y se celebraban fiestas al alcanzar la pubertad, los varones de forma pública, las mujeres aisladas en el seno familiar ; con la primera menstruación adquiriendo su nombre definitivo como sujeto.

Las niñas de entre 8 a 10 años eran seleccionadas por un funcionario ( época precolombina ) que visitaba periódicamente cada comunidad : las más bellas eran elegidas y recibían el nombre de — acllacunas —. Tras varios procesos religiosos y de reclusión educativa incaica de obligado perfeccionamiento eran finalmente, tras éste período, las muchachas decidían seguir la vida religiosa o pasar a la vida civil, siendo entregadas a ciertos funcionarios ( nobles y gobernadores ) por designación del Inca como…

¡¡¡ esposas !!!

principales,

parar recompensar a ciertos jefes incaicos por sus servicios a la comunidad inca.
Los ritos y costumbres relacionados con la muerte variaban según las regiones, de acuerdo con las propias tradiciones locales de cada comunidad. Por lo general, los parientes más próximos al muerto llevaban luto, consistente en vestiduras negras, al menos durante año. Las mujeres se cortaban el pelo, cubriéndose la cabeza con chales.

Cuando fallecía algún personaje principal se solían sacrificar algunas….

¡¡¡ esposas !!!

pero ésta vez, las que eran secundarias esposas ( o simples concubinas ), y así le acompañaban en la otra vida.

La vida religiosa de los incas ha sido objeto de malinterpretación y sobredifusión irreal en tiempos recientes del s. XX, casi siempre exponiéndolos como algo relacionado a una referencia alternativa a Occidente. Pero no sólo habían sacrificios de esposas ( o concubinas ) secundarias por capricho, sino que hay documentados variados sucesos reglamentarios en época precolombina, como fueron los sacrificios de animales ( llamas sobretodo ) y objetos varios espirituales, y por supuesto también personas asesinadas para el ritual de sacrificio ; p. ej. las asiduas ceremonias festivas y pacíficas del Inca, donde se sacrificaban no menos de…

¡¡¡¡¡ 200 !!!!!

¡¡¡ niños !!!

en un sólo día.

Los incas eran una cultura primitiva, y excesivamente atrasada en algunos campos, desconocían el simple torno para la fabricación de la cerámica, y el tratamiento del metal era alternativo y poco promocionado, pero conocían los metales preciosos, ya que trabajaban el oro, el cobre y el estaño. El barro era la principal materia para las viviendas del pueblo incaico, y sus formas arquitectónicas toscas, aunque también había complementos de piedra. Las casas del pueblo incaico no tenían ventanas, ni chimeneas por lo que el humo salía por el tejado de la paja, la única puerta que tenían era baja y pequeña. Las construcciones más famosas en Sacssahumán ; utilizada como refugio, para protección del Cuzco, para sus habitantes en caso de peligro.

Desconocían en las formas de construcción el verdero arco construido ( al igual que en Mesoamérica ) y la bóveda se hacía a base de ménsulas superpuestas y sólo se empleó para techar cámaras pequeñas. Los peruanos construyeron extensos caminos que llegaron de Cuzco a Ecuador. Igualmente eran famosas las obras de riego, entre las que destacan las acequias y los canales [ obras que han podido influir en la desertización de algunas zonas del Perú y, zonas aledañas ].

 

 

Bibliografía

Hist.

Baudin, L. : L´Empire socialiste des Inkas, – Paris, – 1928.

Valcárcel, L. E. : Historia de la cultura antigua del Perú, 2 vol (s)., – Lima, – 1943-45.

Horkheimer, H. : El Perú prehispánico, 2 vol (s)., – Lima, – 1950.

Karsten, R. : La civilisation de l´empire inca. Un État totalitaire du passé, – Paris, – 1952.

Huber, S.: Au royaume des Incas, – Paris, – 1954.

Baudin, L. : La vie quotidienne au temps des derniers Incas, – Paris, – 1955.

Mason, J. A. : The Ancient Civilizations of Peru, – Harmondsworth, – 1957.

Bushnell, G. H. S. : Le Pérou, – Paris, – 1958.

Falk Moore, S. : Power and Property in Inca Peru, – New York, – 1958.

Métraux, A. : Les Incas, Paris, – 1962.

( Entre otros investigadores auxiliares de Arte, Etnol., e Hist. ).

Aunque tuvieron avances simbólicos el Imperio Inca, los incas no llegaron a poseer escritura alguna.

 

 

 

 

-El desconocido y reciente politizado mundo amerindio pre-colonial-

EL IMPERIO AZTECA

( Breve visión bibliográfica )

Hemos referido en otras secciones los ímpetus de los enemigos de Occidente, desde hace siglos, para elevar y transportar todo tipo de técnicas, algunas innovadoras, para anular las defensas de la lógica, la cultura tradicional, o incluso atacar a todo lo que represente la Historia Universal. Para ello, se ha dicho, de forma científica, que, entre otros aspectos, se originaron herramientas dentro del poder y la política renacentista para incrustar todo mal al bien común, adquiriendo de igual forma el ansiado poder que deseaba derrotar La Masonería. En los últimos siglos se ha perfeccionado éstas técnicas, según nos dicen algunos expertos comtemporáneos, y otros ya lo anticipaban, pero pocos se han detenido a reflexionar profundamente para evitar en el futuro que toda una sociedad o nación, así como cultura puede sucumbir por las ¨ malas lenguas ¨ o incluso la ¨ malaprensa ¨ que tan dañina ha sido a la protección de Occidente, y a su brazo armado.

Es necesario, así lo creemos, compartir determinadas informaciones certeras y abandonadas en estanterías precintadas por la censura impuesta de las políticas involucionistas, anti-democráticas y contra la libertad de pensamiento, y en otras tergiversadas en libros de textos influidos por las políticas mágicas del triángulo del desierto intelectual, aunque con abundantes notabilísimas lagunas de la aguda ignorancia ; oásis del oportunismo en períodos y personas con poder variado. Entremos en materia, sin más dilaciones.

Sabemos que los aztecas eran supremacistas, donde dicha tribu de la familia lingüística de — yuto-azteca — supremacía todavía que la ejercían en tiempos previos y primeros tiempos de la conquista española , dominando estas tribus el Valle de México, así como todo individuo de dicha tribu. Es totalmente falso que los aztecas u otra raza y cultura amerindia conociera del invento de la rueda, aunque algunos investigadores han creido asemejar algunos juguetes infantiles aztecas con dicha tecnología humana. Los aztecas no promovían la agricultura de grandes extensiones, de facto no sabían de técnicas ni instrumentos avanzados para arar la tierra hasta la llegada de los españoles. Desconocían el valor del metal precioso del oro donde era, algunas pepitas de oro, utilizado como moneda de trueque envuelta en pequeñas hojas de árboles siempre y cuando faltase el cacao, moneda habitual de gran valor por encima del oro, o el bronce. La plata la desconocían. Tenían minas y las explotaban.

El elemento básico de la economía azteca fue el maíz, cuyo cultivo parece originario de la meseta mexicana ; se da la Euchlaena mexicana ( teocentli, o hierba de los dioses ), de la que se piensa procede del maíz por cruce. En los campos donde se cultivaba ( milpa ), se depositan semillas previamente benditas, en días fijados por los adivinos, dentro de agujeros practicados con el palo cavador ; plegarias y sacrificios acompañaban las distintas fases del ciclo agrícola, hasta que el maíz recogido podía transformarse en tortillas, idénticas, salvo por su tamaño algo mayor, a las que hoy se consumen en México, o bien en ¨ tamales ¨ o — pasol —, bebida de papilla de maíz con agua. ( … )

Las labores del campo se efectuaban con palo escavador ( ¨ coa ¨ ) hasta la introducción del arado por los españoles ( … ) Muy escaso era, en cambio, el desarrollo de la ganadería : casi sólo pavos ( guajolotes ) y perros, utilizados éstos en la caza, pero también como comida ; de una raza probablemente cercana a la chihuahua, su carne asada era excelente, a decir ( curiosidad y degustación ) de Fernández de Oviedo. ( … ) La embriaguez sólo estaba permitida a los ancianos : un joven ebrio podia incurrir en pena de muerte ( eran tiempos pre-coloniales aún ), salvo en aquella fiestas en que las bebidas alcohólicas formaban parte del ritual, caso en el cual se consumían hasta perder el sentido, y aun se obligaba a los inconscientes a seguir deglutiéndolas. ( … ) Al igual que el peyote, con la bebida, el tabaco constituía un hábito con fines mágicos y adivinatorios por parte de personas especializadas (… )

Los aztecas apreciaban mucho el jade, hoy agotado en México, pero que entonces se extraía en Oaxaca y Guerrero y que se trabajaba con ayuda de arena ( eran tiempos pre-coloniales aún ). También la turquesa, más rara. Los instrumentos cortantes solían ser de sílex, sobre todo, de obsidiana, tallada por presión ; puliendo la obsidiana se hacían espejos*. Se conocía el trabajo del cristal de roca ( aunque sin perfección alguna ). Desconocian los aztecas, al igual que los demás pueblos americanos, el torno de alfarería, pese a lo cual sus trabajos de cerámica son notabilísimos. ( … ) Los hombres vestían un ¨ taparrabos ¨ formado de una franja de tela arrollada a la cintura y que pasaba entre las piernas y, a veces, una capa echada sobre los hombros y anudada por dos puntos. Las mujeres tenían faldas y camisas decoradas ( … )

En general las técnicas de los aztecas fueron muy primitivas, pero su aplicación era ingeniosísima. La mayor parte de los trabajos, incluido el de la construcción, no correspondía a artesanos profesionalizados por entero ; sí algunos, como los de ebanistería y metalurgía, además de que, lógicamente, se daba cierta especialización por zonas geográficas en determinadas labores. ( … )

La casa azteca eran siempre de barro o piedras ajustadas con barro, no tenía ventanas en sus muros, con esteras o asientos bajos para dormir, los techos eran casi siempre recubiertos con restos de vegetación, aunque las clases mejor acomodadas construían techos de yeso u azoteas ( … ) Tenochtitlán, que tenía unos 300.000 habitantes cuando la conquista, empleaba esta construcción en las casas exteriores ya conocidas algunas con patios interiores y pequeñas cocinas. Conocieron de una clase acomodada superior de similar aspectos básicos que la europea, por la extensión del comercio a otras regiones de América, eran mercaderes o potentados ( pochteca ) que ejerció una doble labor y política, dicha actividad llegó más allá de Centroamérica, y el transporte se realizaba por medio de viajes penosísimos con porteadores que llevaban los fardos a la espalda, único medio, a excepción de las canoas, empleado en el Valle ( … )

La educación era segregada, y se apartaban a las clases nobles, y los sexos, con la plebe para perpetuar la división de clases : el ¨ telpochcalli ¨ , dependiente del ¨ calpulli ¨ y dirigido al ciudadano medio, y el calmecac, vinculado al templo y bajo control de los sacerdotes, que preparaban a los hijos de la nobleza y algunos miembros destacados de las clases inferiores. En ambas clases sociales segregadas, se combinaban la preparación militar o guerrera con las enseñanzas de formación ciudadana, aunque los conocimientos científicos sólo se impartían en las clases nobles o clanes superiores ; ambas eran muy estrictas en cuanto a disciplina y tenían equivalentes destinados a las muchachas ( segregación escolar azteca ). Estamos todavía en tiempos precolombinos.

La sociedad azteca ha sido considerada por muchos filósofos y políticos neo-liberales como democrática*, y posiblemente lo era en el período anterior a la fundación de Tenochtitlán, pero en el de la conquista ya se había convertido en fuertemente estratificada. La organización tribal primitiva estaba formada por clanes hereditarios que agrupaban familias que se consideraban emparentadas. Cada clan estaba regido por un jefe, y el consejo tribal era una reunión de jefes. Este sistema quedó asimilado absolutamente a la estructura estatal. (… )

El carácter patriarcal de los aztecas era destacado y hereditario, aunque con contradicciones en sus nombres, tal es así con la figura de — ¨ la mujer serpiente ¨ — que consistía en un hombre ( un varón azteca ), jefe o delegado a cargo de un poblado, zona o distrito, mientras estaban ausentes los guerreros y jefes supremos aztecas, siempre en tiempos pre-coloniales todavía.

Las dos clases sociales de los aztecas estaban muy bien definidas, la integraban en su mayor parte los aztecas del ¨ calpulli ¨ dedicados a la elaboración de alimentos y a las labores artesanales, pero había otra clase social ; inferior, y que estaba compuesta por los — ¨ mayeques ¨ — y los…

…¡¡¡ esclavos !!!,

hombres libres los primeros ( los ¨ mayeques ¨ ), que quedaban fuera de la estructura del clan ( la supremacía o nobleza ), no tenían los beneficios del ¨ calpulli ¨ y habían de dedicarse, por lo común, a trabajos agrícolas en las grandes propiedades estatales o de la nobleza ( todos éstos factores en época precolombina ) ; no hay muchos datos al respecto, pero cabe presumir que estaba formada esta clase de hijos de esclavos, hombres que habían perdido sus derechos ciudadanos o inmigrantes no aztecas.

La esclavitud suponía otra clase social, además de la pérdida total de los

¡¡¡ derechos civiles !!! ;

era la pena impuesta por determinados crímenes, pero podía ser voluntaria, cosa frecuente en personas sin bienes propios, deudores, jugadores, etc.., y a este tipo pertenecían los…

¡¡¡ niños !!!

que eran vendidos por

¡¡¡¡¡ sus padres !!!!!.

Los cautivos de guerra ( prisioneros de guerra ) solían reservarse para sacrificios humanos.

El propietario de un esclavo poseía sus servicios y podía emplearlo tanto en el trabajo agrícola como en el doméstico, pero no tenía derechos sobre su persona ; no podía maltratarlo, matarlo ni venderlo ( salvo en caso de reincidencia en la culpa ). Un esclavo podía tener familia, bienes e incluso otros ¡¡¡ esclavos !!! y, aunque no recibía remuneración, tenía asegurados vivienda, vestido y alimento, y estaba exento del pago de impuestos y del servicio militar ; sus hijos nacían libres, aunque sin derecho de pertenecer al clan ( nobleza o clase libre acomodada azteca ). Podía recobrarse la libertad restituyendo lo robado o adeudado, contrayendo matrimonio con el amo o refugiándose en el palacio imperial ( ejercer la prostitución consentida, y engrosar las listas rituales de los sacrificios humanos ).

[ Estamos viendo, una innovación en el perfeccionamiento de la esclavitud desconocida en Europa, en tiempos precolombinos, pues se ha dicho que los propios esclavos podían poseer a su vez esclavos, es decir, esclavos de esclavos, algo verdaderamente sorprendente, como una cadena interminable de valores subhumanos ].

Los mercados de Azcapotzalco e Izocán estaban especializados en la venta de…

ATENCIÓN…

¡¡¡ esclavos !!!

( estamos todavía en la Era precolombina ),

cuyo precio medio ( dependiendo de la oferta y la demanda existente ) era de unas veinte…

¡¡¡ mantas de algodón !!!

El Sistema judicial y el Código penal azteca son poco conocidos. Existían tribunales ordinarios, tanto en los distritos urbanos como en los rurales, que estaban compuestos por un presidente, dos jueces y tres funcionarios encargados de vigilar la ejecución de la sentencia : la misma composición tenía el tribunal de apelación, que actuaba en los juicios que inculpaban a los nobles y se reunía en el palacio imperial : el tribunal supremo estaba presidido por la — ¨ mujer serpiente ¨ —, a quien asistían trece ancianos, y había además tribunales militares para juzgar delitos políticos.

Era delito todo comportamiento anti-social, y las penas aplicadas variaban desde la pena de muerte ( en casos de traición, rebeldía, asesinato ; robo en el mercado o en la vía pública ; robo de maíz, oro, jade, o plata ; adulterio en no divorciados, incesto ; hechicería ; embriaguez fuera de las ceremonias, etcétera.. ) hasta otro tipo de penas como el destierro, esclavitud, simple restitución de lo robado o exposición al ridículo público. La pena de muerte se aplicaba según el tipo de delito :

– estrangulación,
– lapidación,
– horca,
– sacrificio humano,
– etc..

y, sólo en en el caso de nobles se ejecutaba en privado. (… )

[ Es decir, que en tiempos precoloniales de los europeos, para los aztecas robar un trozo de maíz o la infidelidad matrimonial era sinónimo de pena de muerte ].
La guerra, como el resto de las actividades sociales, estaba fuertemente impregnada de ideología religiosa, y era una causa de ella. ( … ) Había dos tipos de guerras principalmente :

 

1. Las guerras de conquista.
2. La ¨ guerra florida ¨ .

Las principales guerras tenían objetivos definidos : imposición o mantenimiento de la supremacía azteca, con lo que se lograban nuevos terrenos y nuevos tributos. El dominio político tenía poca importancia, ya que las ciudades sometidas solían conservar sus propios gobernantes e instituciones. La ¨ guerra florida ¨ era, de hecho, un acuerdo entre potencias enemigas con el fin exclusivo de obtener prisioneros en número necesario para los sacrificios ( los adoratorios sangrientos de religión ) ; una vez conseguido este objetivo, la lucha se acababa de común acuerdo.( … )
Hasta la llegada de los españoles a América, las principales armas ofensivas de los aztecas eran la flecha de arco, el — atlatl — o propulsor de dardos ( las puntas en ambos casos eran de obsidiana o sílex ) y la espada, con filo de obsidiana, de…

¡ madera !,

las armas defensivas eran armaduras de algodón, escudos cubiertos de piel y, para los nobles, cascos de madera labrados y decorados. (… )
Hemos visto algunos aspectos poco promocionados en los tiempos coetáneos, posiblemente ya atisbado en la introducción de ésta pequeña visión bibliográfica introducida de forma breve, pero al menos el recordarlo para nuevas generaciones podría ser incluso esclarecedor. Un asunto casi siempre referido a motivos políticos intrínsecos en los países americanos es la rivalidad y la manipulación del lenguaje, pues algunos piensan que los mexicanos siempre estuvieron ahí, en México. A través de las fuentes, no siempre de fácil interpretación, podemos darnos cuenta de que los aztecas, el grupo — náhuatl — de la rama ¨ nahua ¨ de la gran familia lingüistica — yuto-azteca —, llegaron al Valle de México, procedentes de los actuales Estados Unidos de América, en concreto ; la región del Colorado, y el Gila, Casas Grandes, etcétera, es decir los aztecas provienen del ¡ N. de América !. ( … )

Con la llegada de los aztecas al Valle de México entramos en la última fase de la cultura centroamericana que va desde mediados del s. XIV al año 1521. Los aztecas fueron y llegaron a ser Imperio, conquistando a otros pueblos del S. de América, y los sometieron con dureza, aunque las fechas no son concretas pues algunos investigadores aluden al 1370, y otros a la de 1325 al instalarse en Tenochtitlán, vecina y contemporánea de Tlatelolco. A partir de éstas fechas podemos estudiar la formación del Imperio Azteca, es por eso ya que apuntábamos a decir que la mala utilización del lenguaje llevado por las ansias políticas apresuradas desconocen que los mexicanos fueron también ¨ imperialistas ¨ aunque todavía no habían llegado los europeos a América.. ( … )

Las políticas de La Masonería con sus herramientas neo-liberales y comunistas ( además de socialistas en algunos casos ) a ultramar han querido consignar su pasado precolonial como la mejor arma política de independencia y anti-occidental, pero que van quedando mermadas y casi ya anuladas con lo que hemos podido aprender hasta aquí, aniquiladas posiblemente también por otros factores ignorados en dichas políticas exclusivas de fomento, ya que la sociedad y cultura azteca fue siempre religiosa, es por tanto que no cabe el aspecto de laicidad esgrimiendo la esencia histórica precolombina. Y, el hecho de que todo estuviese impregnado de lo sagrado hizo también que no hubiese ser vivo, animal o planta, ni actividad, ni manifestación natural o humana, ni clase social o región geográfica, que no tuviese un dios representativo. Nada se podía hacer sin invocar a los dioses ; los ritos y sacrificios alcanzaron variedades y complicaciones difícilmente imaginables. Cabe destacar para ésta cultura precolonial que los aztecas consideraban de forma impuesta y de forma estricta que ningún dios extranjero era considerado ajeno, sino que es asimilado sin complicaciones, algunos llegaron a pensar que esta actitud sincretista era razón de Estado para una nación conquistadora como los aztecas, donde los ateos quedarían anulados ( exterminados como ofrenda en los adoratorios ).

La religión azteca todo tiene un aspecto bueno y uno malo, uno masculino y otro femenino. Y quien no respetase ésto era condenado a la muerte. Algo llamativo para los movimientos feministas subvencionados, y sus mensajes políticos sectarios y anti-occidentales, aludiendo a las políticas coloniales y precoloniales en América para contradecir a la Iglesia u Occidente, quedando de igual forma exterminados mencionados grupos radicales y negativos, de golpe, por su propia ignorancia cristalizada al desconocer la ciencia, en éste caso la Historia documentada de acceso público y libre, para su consulta.

Pero no podíamos terminar ésta visión de la Historia, dejando olvidados y protegidos de forma inhumana a éstas culturas imperialistas, patriarcales, dictatoriales, anti-democráticas, que promovian la esclavitud, y vendían a niños sin mencionar la esencia de éste Imperio Azteca tan promocionado por las herramientas de la Masonería Internacional, y sus políticas idealistas. Seguidamente hay que concretar lo siguiente :

El culto era espléndido y cruento. Puesto que el mundo vivía y evolucionaba gracias a las sangrientas luchas de los dioses, los hombres debían, por su parte, contribuir con sus vidas a mentenerlos. Esa es la explicación teológica de los sangrientos sacrificios humanos*. Y la nación azteca se creía en el sagrado deber de mantener estos sacrificios para evitar la desaparición del universo. Cada una de las divinidades exigía un estilo propio de sacrificio. Los dioses de la tierra y de los cultivos eran honrados en la efusión de sangre sobre los terrenos. La diosa del maíz, Xilonen, quedaba satisfecha por la degollación anual de una doncella. Los dioses astrales recibían los corazones aún palpitantes ( vivos ) de sus víctimas. Para poder ofrecer abundantes sacrificios se organizaban guerras santas con la especial intención de recoger prisioneros. Practicaron la antropofagia ritual. ( … ).
Sin embargo, no sólo conocemos el Imperio Azteca, también hubo otros imperios precolombinos, como fue el Imperio Inca, veamos que nos dicen de ésta cultura no occidental, razas u etnias, y por supuesto en su período imperial precolombino. Hemos podido saber quizás algo mejor de la ciencia, desmitificando, involuntariamente, las esenciales raíces propagandísticas que se substraen de las supuestas herramientas políticas anti-occidentales y precoloniales basadas en la tergiversación de la Historia interesada, sin duda un grave apuro para los que las mantienen, como referencia abrumadoramente idealista, todavía hoy, o simplemente, viven de ello.
*democrático/a : sistema legal, o partidario de él, ya consignado en éste lugar web, donde en sus orígenes, no se percibía el sentido avanzado literal de orden y libertad, de uso común supuestamente avanzado y exclusivo en Occidente.

 

 

Bibliografía

( Para el estudio del término azteca. )

Thompson, J. E. : México before Cortez, – New York, – 1933.

Vaillant, G. C. : Aztecs of Mexico, – Garden City, – 1941.

Soustelle, J. : La vie quotidienne des Aztèques, – Paris, – 1955.

Bray, W. : Everday Life of the Aztecs, – London, – 1968.

Caso, A. : La religión de los Aztecas, – México, – 1936.

Caso, A. : El pueblo del Sol, – México, – 1954.

Peterson, F. : Le Mexique précolombien, – Paris, – 1961.

Krickeberg, W., Müller, W., Trimborn, H., et Zerries, O. : Les religions amérindiennes, – Paris, – 1962.

Dorsinfang-Smets, A. : L´Amérique précolombienne, – Paris, – 1964

 

 

 

 

 

-La Tiranía indígena preexistente antes de Los Reyes Católicos-

 

Es un error, parece ser, continuado, y, utilizado por las nuevas políticas anti-occidentales hacer ver que los occidentales eran los seres más dañinos del planeta durante siglos. Toda cultura o raza ha tenido su papel de supremacía en hechos negativos para sus propias razas, pero elevados aun más brio y fuerza para menoscabar las hazañas del hombre blanco.
Sabemos, oviamente ( de obvio, y ; -ovio-, éste último en desuso ) que La Leyenda Negra ha llegado hasta nuestros días para no solo desprestigiar las épicas de los españoles sino también para atacar a la raza blanca, y la mano judeo*-británica tiene un papel principal solapada por su herramienta religiosa protestante.
No podemos dudar que se han utilizado todo tipo de técnicas en el lenguaje avanzado de los países occidentales para inflingir una derrota o castigo moral por hechos de la Historia con un papel principal de la raza blanca hacia otros pueblos sin cultura verdadera, o simplemente con cultura primitiva, además de no occidental.
En esas técnicas del uso del lenguaje ( casi siempre mal traducidas intencionadamente por gentes extranjeras o no occidentales ) en textos y legajos antiquísimos del idioma castellano, y otros más latinos, se presupone una clara perspectiva rival sin pruebas convincentes y apresuradamente mal creadas. Esto ha sido vital para desenmascarar a todos aquellos que han preferido solventar sus vidas en el confort fácil en vez de ser fieles a la verdad documentada, la científica.

En años posteriores a los Mundi Imperators ( Reyes Católicos ) otros monarcas seguirán dichas políticas innovadoras e indiscutibles por muchos expertos en la materia, pero que todavía son desconocidos o quizás poco promocionados para entender mejor la Historia.

En el caso del Perú, sabemos que existieron culturas primitivas amerindias o indígenas que sufrieron todo tipo de sucesos antes de la llegada de los blancos al Nuevo Mundo. El claro ejemplo lo podemos intuir en la redacción de — Informaciones — ( tal como aparece en su original documento histórico ) que trata sobre el asunto del pasado incaico, cuya estructura social fue estudiada para una reforma político-legislativa, y por otro lado a través de la — Historia Índica — que hizo escribir a Sarmiento de Gamboa, pretendió una primera defensa de la Conquista Española con la justificación de que el Imperio Incaico había sido todavía…

¡¡¡ más tirano !!!

con los

¡¡¡ indígenas !!!.

En sus Ordenanzas de Minería, que rigieron durante dos siglos, trató de reglamentar el sistema de la mita* ( institución prehispánica ) que él, el legislador español..

¡ adoptó !,

[ es decir, que dicho sistema normativo era preexistente antes de la llegada de los españoles al Nuevo Mundo ],

por el cual los indios ( mitayos* ) estaban…

¡¡¡¡¡ obligados !!!!!

 

a trabajar por mínimos salarios ( explotados o simplemente esclavizados ).

Al regularizarse éste tipo de trabajos preexistentes y concentrarse el establecimiento de la mita hizo que los campos de labranza y la base económica de los pueblos indígenas se deterioraran. Toledo trató de corregir esa situación, determinando que los indios sólo trabajasen en las minas…

¡¡¡ 9 meses al año !!!,

y que los otros tres los dedicaran a sus campos ( en propiedad, propiedad de los nativos indios y su comercio ). Otra Ordenanza, la de la Coca ( 1572 ), trató de reglamentar el trabajo de los indios en las insalubres plantaciones montañosas de la coca, donde eran diezmados, de forma natural, por el paludismo. La hoja de coca era comercializada intensamente y su uso se había generalizado entre los indios desde la Conquista, hasta el punto de convertirse en un artículo de consumo cotidiano ( entre la población indígena, exclusivamente ). Sus propiedades anestésicas eran especialmente favorables para aumentar la resistencia física del indio en el trabajo, motivo por el cual fue también usada por los españoles. Los indios desconocían el valor de los metales, antes y después de la llegada de los españoles. La extracción de metales en determinadas zonas españolas en el Nuevo Mundo, supuso cambiar la economía de toda Europa durante diferentes épocas, y años, siempre en alza, que de forma indirecta supuso un resurgir económico para todas las naciones europeas y su comercio interno.

Con Francisco de Toledo, España alcanzó un notorio auge de supremacía mundial, ya que dispuso Ordenanzas para parar y detener algunas insurrecciones laborales indígenas promovidas por aspirantes y rivales a la Corona inca del que ya existía. Fruto de éstas innovadoras leyes españolas en el Nuevo Mundo, supuso por de pronto el que el acoso en ataques de piratas y corsarios ingleses quedaran mermados, algunas veces apresados confesando los delitos de piratería, algunas veces éstos piratas no necesitaban aportar pruebas a su favor para la defensa ; porque había esclavos blancos en sus galeras capturados por sus travesías por toda Europa : holandeses, portugueses, españoles, e incluso también británicos capturados.

Hay que decir que una epidemia de viruela diezmó a la población indígena a lo largo del país durante el gobierno del conde de Villar ( 1584 – 89 ). La imprenta fue instalada por primera vez en el Perú en 1584 ( antes que en otros lugares de Eurasia. )

Los incesantes ataques de piratas y corsarios ingleses, fueron substituidos por otros similares ; en éste caso por holandeses, que tras constituir un Estado independiente ( en Europa ) matenían una activa guerra, principalmente marítima, contra España. Los portugueses iniciaron su gran penetración hacia el O. que expandió el territorio brasileño a costa del territorio del Virreinato ( Perú ), lo que suscitó múltiples conflictos armados. Los misioneros jesuitas por aquellas fechas fueron desplazados de los lugares invadidos por los ansiosos portugueses, los cuales ponían en su lugar misioneros ¨ carmelitas ¨. Relacionado con la guerra de separación de Portugal contra España, se produjo en el Perú el llamado — auto de fe de los portugueses ( 1638 ) —, de marcado carácter político. Acusados de connivencia con judíos holandeses y portugueses opuestos al dominio español, 80 reos, de los cuales 44 eran portugueses, en su mayoría ricos comerciantes y dueños de minas, fueron juzgados. Diez fueron arrojados a la hoguera en la Plaza Mayor de Lima ( 26 enero 1639 ), y el resto condenado a crueles castigos corporales. Los ataque piratas ingleses no desaparecieron en siglos, prueba de ello es la Guerra de Sucesión de España que produjo la Alianza Franco-Española, y nuevos ataques de piratas ingleses se sucedieron en los dominios del Imperio Español ( 1703, 1709, 1713 y 1720 ), que combatían a los Borbones. Aprovechando la unión de España y Francia ( Alianza Franco-Española ) numerosos barcos visitaban apaciblamente los puertos del Virreinato ( Perú ) y practicaron en abultada escala una activo comercio de ultramar. De facto, más de la mitad del comercio de Perú y Chile fue realizado entonces por los franceses, y casi todo de manera fraudulenta* ( casi sin control ). Posteriormente se desarrolló un intenso contrabando inglés a través del llamado…

ATENCIÓN..

navío* de permiso —,

que llevó a la guerra entre España e Inglaterra conocida por Guerra del Asiento o de la Oreja* de Jenkins ( 1739 ). La superioridad marítima inglesa ( que era heredera de La Piratería y sus leyes del mar ) hizo posible el mantenimiento del contrabando, lo que determinó la erección definitiva del virreinato de Santa Fe o Nueva Granada, en 1739, con territorio segregado del Perú, y condicionó las reformas económicas de Carlos III.

Son claras situaciones problemáticas expuestas que llegaron hasta más allá del período independentista masón de toda América, primero con los motines Juan Santos, luego con el general San Martín, y finalmente continuada con el insigne masón ( y criminal ) de Bolívar.
Volviendo a la época precolonial en América, y antes que los españoles supieren de que los indígenas eran acosados por otras tribus rivales, existieron otros sucesos que tampoco han sido promocionados para el gran público en el campo de la Historia precolombina. Como por ejemplo sería la cultura OTOMÍ ( antigua tribu amerindia del grupo de los chorotega o maugue, anterior a los nahuas ), que ocuparon un amplio territorio del centro de México y viven aún en una extensa área que ocupa casi por entero los estados de Querétaro, Guanajuato e Hidalgo, y parte de los limítrofes, en el triángulo formado por los de San Luis Potosí, Veracruz y Michoacán. En 1965 se estudió y estimó que la lengua hablada por los otomíes consta de siete dialectos en la actualidad es utilizada por más de 300.000 individuos, repartidos por los estados mexicanos de Hidalgo, México y Querétaro.

El pueblo otomí en una cultura y raza independiente de las existentes precolombinas, antes de la llegada de los españoles dicho pueblo ocupaban los alrededores de Xilotepec, Tula, Cuauhtlalpan, Tepanecapan, México-Tenochtitlán, el N. de la cuenca lacustre de México, Teotlalpan, Mezquital, Metztitlán, la Huaxteca, la Sierra de Puebla, Acolhuacan, Tlaxcala, el Valle de Puebla, Michoacán, Cohuixco y Colina, ( conviviendo con grupos de otros orígenes étnicos y lingüísticos ) que padeció los horrores primitivos donde fueron sojuzgados por sus invasores nahuas, y que tras algunos levantamientos ineficaces, vinieron a ser extranjeros en su propia tierra, y, que, el vocablo otomí llegó a ser para los vencedores durante siglos ( los indígenas de otras tribus en período pre-colombino ) sinónimo de hombres…

 

¡¡¡ inferiores !!!

e

¡¡¡ incultos !!!,

 

aunque no debieron serlo tanto a juzgar por los indicios de construcciones que se les atribuyen. Sin duda, datos esclarecedores para las nuevas políticas occidentales ( u anti-occidentales ) sucesos históricos que tendrían que ser definidos como un magnicidio, genocidio, ó simplemente ; crímenes de Leja Majestad, si cabe.

 

 

[ O. I. P. ]

 

 

 

 

Tales referencias políticas ocultadas y luego tergiversadas por La Leyenda Negra contra el Imperio Español, supuso, por de pronto, el que aparecieran todo tipo negligentes informaciones usurpando la figura del caballero español ( según Roma ; el español es ciudadano universal, y no es extranjero allí donde hay una nación civilizada ).

Veamos qué nos dicen de esa Leyenda Negra, en el sentido preciso para éstas políticas ocultadas y malidicentes contra España.

 

 

 

-Destruyendo La Leyenda Negra contra España-

( Breve visión bibliográfica )

Un punto a considerar en el capítulo de la colonización es saber qué gentes fueron allá. Se sabe que  no podían embarcar con rumbo a las Indias todo el que quisiese, sino que existía un control y unos requisitos que cumplir. La fiscalización absoluta no pudo llevarse a efecto, es verdad, pues la emigración clandestina fue tan numerosa casi como la legal, pero con todo, ahí queda la voluntad y sinceridad de conducta por
parte de los gobernantes. « Los Reyes Católicos dictaron normas prohibiendo que pudieran marchar a ultramar penados por determinadas faltas, moros, mulatos, clérigos de mala conducta, y los hijos de quienes hubieran sido condenados a quema por la Inquisición. Entre los 8.000 primeros emigrantes, consta que existía un millar de aristócratas, 200 sacerdotes, más de 300 universitarios y un número enorme de mercaderes, agricultores, cirujanos, etc. No es éste el tono que domina en la masa de población que después sobre la América del Norte vuelcan Francia y Gran Bretaña »
.
Otro ejemplo es la prohibición de residencia a los gitanos. Incluso se dio orden de expulsar a aquellos que habían llegado clandestinamente, y que pronto se hicieron visibles perturbando el orden con sus acostumbradas prácticas y engaños en una población tan sencilla como eran los indígenas de aquellas tierras en lo relativo al trato comercial.

Volviendo al tema de la colonización inglesa, sépase que dada la severidad de su código penal en aquella época (p.e. ahorcamiento por simple robo, etc.) se pensó en la extradición de prisioneros/presos. Primero fue Marruecos el punto de destino de los deportados, pero la mortandad fue demasiado elevada. Luego se eligió Australia, etc. El fletamiento del « Success » y su trágica travesía ha dejado escrita negra página en la historia penal de Inglaterra (hombres, mujeres y niños, atados unos con otros; presidiarios sin poder desprenderse del cadáver del compañero muerto por las fatigas de la travesía; las mujeres como «botín» de la tripulación, etc.)

A modo de leves trazos vamos a tratar de bosquejar el retrato de la obra de España, que el norteamericano Hanke denomina « La lucha de España por la Justicia » (« Spanish struggle for Justice »).

Según la Mundi Imperator de Isabel: no debía hacerse agravio alguno a las personas y bienes de los nuevos vasallos sino procurar civilizarlos y cristianizarlos.

Leyes de Burgos – 1512: I) Se debía construir viviendas a los indios con parcela para cultivo; entregarle una docena de gallinas y un gallo, todo en propiedad. No podía serles comprado ni embargado.

II ) Máximo cuidado y atención en el traslado de los indios a los lugares a colonizar.

III ) El colono encargado de la Encomienda estaba obligado a levantar una iglesia («se debe colocar un cuadro de la Santísima Virgen y una campanilla para tocar a oración»). El encomendadero había de ir con los indios a su cargo a la iglesia para que se santiguasen y recen un Padre Nuestro, Ave María, Credo y la Salve, de forma que todos lo oigan y sepan quien reza mal y pueda ser corregido, al mismo tiempo que los indios tengan un descanso. Se fuese a la iglesia por la mañana y por la tarde, pero sin que se les levante para ello más temprano.

XI ) Prohibición de cargar a los indios ni bajo pretexto de ser alimentos (no existían bestias de carga). Multa de dos pesos oro a favor del hospital local. XIV) Por afectarles mucho, no prohibir a los indios sus bailes y cantos incluso en día laborable, siempre que por ello no trabajen menos.

XXIV) Nadie se atreva a golpear a ningún indio ni a llamarse perro o palabra impropia. Si alguno mereciese castigo, llévesele a la Justicia. Multa de cinco pesos oro.

XXV ) No se puede mantener más de 150 indios ni menos de 40 Leyes complementarias de 1513. Cuando ya estaban promulgadas las Leyes de Burgos, el dominico Pedro Córdoba, llegado de América, tanto insiste en la desventurada situación de los indios que el Rey Católico vuelve a hacer reunir una junta de teólogos que escuche a dicho padre dominico. Estas nuevas leyes añaden: No obligar a las mujeres a trabajar sin su consentimiento o el del marido; exención del trabajo a los menores de 14 años; ( hasta la mayoría de edad bajo sus padres o personas encargadas de su tutela ). Las indias solteras trabajarían con sus padres o bajo la tutela de personas designadas al efecto. Prohibición de trabajo a las indias embarazadas, salvo tareas del hogar.

Con el informe de los Jerónimos queda malparada la tesis de Las Casas, ya que confirma que el indio era indolente para el trabajo, y en otras ocasiones estaba enviciado y huía de los españoles; carecía del sentido de la previsión, gastando en dos días lo que precisaba para el resto de la semana; no tenía noción del valor de las cosas, cambiando objetos de valor o ropas por un espejo, etc., lo que entrañaba graves
inconvenientes para darles paridad de derechos políticos.

Las nuevas e incesantes quejas de Las Casas, hace que España amplie la protección de los indios, otra vez más.

Queda prohibido a todo amigo o pariente del Corregidor, Presidente, miembro del Consejo, etc. actuar en asuntos de Indias. Se ordena sumo cuidado y atención en el gobierno de los indios «pues ha sido y es nuestra intención el mantenimiento y prosperidad de los indios y su sumisión a la fe católica, considerándoles como vasallos».

Ningún indio bajo ningún pretexto puede ser hecho esclavo. Quien vaya a conquistar nuevas tierras no podrá traer consigo indios, ni aún bajo el pretexto de que le han sido vendidos o que vienen por propia voluntad. Se exceptúan 3 ó 4 como intérpretes. Pena de muerte para los contraventores.

Con estas Nuevas Leyes quedan abolidas las –encomiendas– ( sistema de protección y legislación para determinados trabajos de los indios, acaso como el cultivo y su aprovechamiento, que tan malos resultados dió en sus inicios a Las Casas en otras latitudes, como experimento y reconoció el propio impulsor ), aunque luego en la práctica no se pudiese llevar a efecto su supresión visto las dificultades e inconvenientes que entrañaba, tanto para el español como para el indígena [ por solicitud de algunos representantes indígenas, al parecer ], abogando en favor de su mantenimiento no sólo los gobernadores sino los propios obispos.

( …. )

El caso de Las Casas, es un punto de referencia para algunos investigadores, que han basado sus trabajos desde un aspecto de protección a los indios, pero hay serías dudas de ello ; cuando él mismo, por Las  Casas, realizó matanzas o utilizó la agresión contra ellos. Otros investigadores -sobretodo extranjeros- refieren, que, gracias a éstas disposiciones adicionales que consiguió, posteriormente, en reclamos y solicitudes varias, en el padre Las Casas, no impidió que viera con buenos ojos la esclavitud de los negros importados a América ; donde dispuso que fueran éstos los que relevasen a los indígenas amerindios para todo tipo de tareas y labores físicas, ó incluso que mantuvieran el estatus de esclavo. Tales referencias, decimos, no aparecen con la misma fuerza e ímpetu en las apresuradas políticas socialistas y comunistas del s. XX, y después incluso para referir a tal personaje utilizado. Posiblemente Las Casas era un agente encubierto de otras sectas judeomasónicas o bien luciferinas ( u otras muy populares en aquellas épocas para la gente que tenía fácil acceso a la literatura ), y, así, mantener el comercio prioritario de la mano de obra esclava de los negreros y sus Compañías ( también de Aventureros ) incrustadas en la élite británica por entonces ya, y sus famosos aliados ; los de las ¨ Sites Partidas ¨ ( expediciones ¨ negreras ¨ a África ), siglos antes. Dicha referencia, la de –Las Sites Partidas– no tienen nada que ver con otros documentos que aparecen, a la hora de buscar referencias de éstas expediciones lusas, con Alfonso X el Sabio, en numerosos portales famosos y populares interactivos, aún hoy, que no impidió que ciudades de Portugal se llenaran de negros esclavos, pasados unos años ya ciudadanos lusos gracias a las directrices de los reyes portugueses y la pomposa economía de la Corte lusa que era la envidia de los castellanos y de otros navegantes hispanos que mantendrían con excesivo celo sus secretos de navegación también en otras latitudes de Oceanía. En América sucedió un caso llamativo, algo fuera de lo común era la habitual tradición de la antropofagia amerindia, a ella se le sumó el canibalismo de los negros capturados, cual competición inhumana se mezclaron, y el propio Las Casas y, sus ayudantes lo documentaron dando cuenta de ello, fue ésta teoría más clara para separar a negros e indios, y optar que los trabajos de fuerza los realizaran los negros en vez de los indios. Las Casas era de origen judío, de familia converxa, emigrante afincado en Sevilla procedente de la región castellana cercana a Castilla La Vieja, y zonas aledañas, intentó cambiar su apellido -nada fuera de lo común en gentes judías como tradición, incluso por los propios castellanos en esas épocas, donde Sevilla era La París de España, y los apellidos franceses o afrancesados vestían mucho- en origen. Hay numerosas obras científicas, como el insigne ex-ministro, e investigador de la Historia, en España, de la Cierva, que abordan éstos supuestos descritos con la temática analizada. Acaso Santa Teresa de Ávila era también de origen de una familia converxa, y ello no impediría que fuese santa.

[ A ubicar, de forma auxiliar, ref. de Las Casas, para ésta temática ].

Bibliografía

 

( para el análisis de -Destruyendo La Leyenda Negra contra España- )

LA OBRA SOCIAL DE ESPAÑA EN AMÉRICA

por el

Dr. SIGFREDO HILLERS DE LUQUE

( Prof. Adj. Derecho Político Prof. Adj. Intr. Ciencia Jurídica ),

– Proyecto de trabajo en tesis doctoral, 1963.

– Fecha de la obra retomada como fuente bibliográfica final de investigación, 1981.

 

 

 

-LA ZONA ECUATORIANA, su estudio-

La primera capa de pobladores del continente americano estuvo constituida por elementos asiáticos llegados por el estrecho de Bering, entonces emergido, hacia finales del pleistoceno.

La segunda capa de población del territorio del Ecuador surgió de la implantación de pueblos braquicéfalos de cultura neolítica venidos de Asia por mar. Originarios de Insulandia, estos protomalayos mongoloides debieron de efectuar la travesía del Pacífico y desembarcaron en la región colombiano-ístmica. Absorbiendo poco a poco a los antiguos pueblos dolicocéfalos, constituirían el núcleo caribe-arauaco que formó el sustrato de la población prehistórica ecuatoriana. Introdujeron en el país no sólo su dialecto, sino también algunas artes y costumbres, como la metalurgia, la momificación de los cadáveres y la reducción de las cabezas, practicada todavía hoy por la rama de los jíbaros ( 1970 ).

La última capa de población se constituyó con la unión de estos elementos preexistentes con corrientes de población venidas de la Polinesia y que habían formado conjuntos culturales relativamente avanzados ; los centrálidos y los ándidos. Estos dos grandes grupos se unieron precisamente en el Ecuador, y esto explica que se hayan encontrado en este país tanto elementos centrálidos venidos del N. ( chibchas y mayaquichés ) como elementos ándidos originarios de las altiplanicies meridionales ( quechuas, atallanes, cañaríes y puruhaes ).

Las poblaciones del período preincaico vivían en clanes o ¨ aillus ¨, colectividades exógamas que hablaban cada una un dialecto específico y adoraban una divinidad totémica diferente para cada clan. Algunos de estos clanes tomaron tal extensión que formaron naciones, como los cayapas, los colorados, los caracas, los mantas, los chonos, los atacamas o los punaes en la costa, y los pastos, los cayambis, los malacatos, los paltas, los cochasquíes o los peruchos en la región interandina, y los poblados jíbaros en el E. Algunas tribus formaron incluso poderosas confederaciones según el modelo chibcha : la cañarí, la caranqui, la quito-panzaleo y la puruhá-tiquizambi. Pero ninguna de estas confederaciones podría resistir el formidable empuje de los quechuas, que en poco tiempo habrían de integrar esta etnias dispares en un inmenso IMPERIO AUTORITARIO y CENTRALIZADO.

Período precolombino. Entre los s. XI y XII aparecieron en las altiplanicies peruanobolivianas los incas, que hablaban el quechua y que emprendieron poco a poco el sometimiento de los pueblos vecinos. Túpac Yupanqui extendió sus conquistas hasta el territorio de las actuales Argentina y Chile y después se preparó para invadir masivamente el N. del país. Cápac Yupanqui, tío de Túpac Yupanqui logró someter las poderosas confederaciones cañarí y puruhápanzaleo, de la región de Quito. La penetración de los incas en el actual territorio de la Rep. del Ecuador fue muy penosa, y muchas tribus permanecieron insumisas : los bracamoros, los manabitas, los caranquis, los cochasquíes. Sin embargo, una vez ocupada Quito, los incas desarrollaron una amplia labor administrativa y colonizadora. Fue abierta una ruta de Quito a Cuzco, se edificaron fortalezas en Ingapirca, Pumapungo, Paquinshapa y Tambo Blanco, residencias para el Inca y templos, además de la ciudad de Tumipamba. Huaina Cápac, hijo y sucesor de Túpac Yupanqui, tuvo que hacer frente a sublevaciones en la región de Quito, y reprimió la tentativa de secesión de caranquis, cayambis, otávalos, peruchos y cochasquíes, confederados bajo el mando del cacique Nazacota Puento. Pacificado el país, Huaina Cápac se convirtió en jefe de un inmenso Imperio ( un millón de kilómetros cuadrados ), cuya capitalidad transfirió a Quito.

Los quince últimos años del reinado de Huaina Cápac señalaron el apogeo del Imperio Inca y de su nueva capital. Hacia Quito convergían las carreteras del Imperio y los chasquis ( correos oficiales ). La corte y la Administración se instalaron en Quito, que el Inca se esforzó por embellecer con numerosos monumentos. [ Muchos de esos monumentos con calaveras y su antropofagia ].

A la muerte de Huaina Cápac ( 1525 ) se planteó un conflicto sucesorio entre sus hijos legítimos y naturales, y el Imperio quedó al final dividido entre Huáscar, que gobernaba en Cuzco, y Atahualpa ( 1525-33 ), que lo hacía en Quito. La división territorial que desmembraba así el Imperio habría de facilitar la tarea de los conquistadores españoles ( V. INCA ).

Exploración y conquista. Pascual de Andagoya realizó en 1522 un viaje al O. de Colombia y trajo de su expedición singulares noticias que acreditaban la existencia, por aquella área, de un vasto Imperio, rico en oro.

El verdadero conquistador de los numerosos pueblos aborígenes del Ecuador fue, sin embargo, Sebastián de Belalcázar, que había sido nombrado por Pizarro gobernador de San Miguel de Piura, la primera ciudad española en el Ecuador, y emprendió la exploración de Quito. Se organizaron dos expediciones : una hacia el N., dirigida por Pedro de Alvarado, gobernador de Guatemala, y a espaldas de Pizarro. Alvarado, llevando consigo de Panamá 10 naves, unos 500 españoles, entre los que se encontraban algunas mujeres ( blancas ), y cerca de 2.000 indios quichés, emprendió, al desembarcar en el litoral, el camino del interior, franqueando las cordilleras. En la otra expedición, la de Belalcázar, iban solamente 200 hombres, de ellos 80 a caballo.

-Las pérdidas humanas de raza blanca, naturales, antes de Bolívar-

El territorio ecuatoriano vivió en un régimen prácticamente autárquico, conociendo cierta prosperidad económica debida a los cultivos ( cacao, café, tabaco ), a la explotación forestal y a la extracción minera y aurífera. La audiencia de Quito conoció catástrofes naturales e invasiones piratas [ negocio de pudientes judíos en negocios con británicos como medio de vida ], en particular por la zona de Guayaquil y Atacames. El 20 de junio de 1698 un temblor de tierra devastó las actuales prov. de Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo, produciendo cerca de 2.000 víctimas, y el 4 de febrero de 1797 un seísmo destruyó toda la región comprendida entre Popayán y Loja, causando la muerte de más de 20.000 personas. La provincia contaba en esta época con una población aproximada de 600.000 personas, de las cuales 157.000 eran blancos y 8.000 esclavos negros.

La religión en el Ecuador, fundamentalmente astral, de las primitivas poblaciones fue influida por las culturas inca y chibcha. Veneraron también montañas, como el Chimborazo y el Tungurahua, y, en la isla de Puná, al mar y a divinidades zoomorfas. Practicaron sacrificios humanos y, entre los puruhaes, ritos agrarios [ matanzas concertadas con sus rituales ]. Actualmente, a principios del s. XX, el 1,7 % de los habitantes sigueron con las antiguas tradiciones religiosas. En 1964 la Iglesia comprendía 532 parroquias, 3 archidiócesis, 8 diócesis y 10 territorios de misión en la parte oriental del país, que se componían de 2 prelaturas mullius, 5 vicariatos y 3 prefecturas apostólicas. El catolicismo es profesado pore el 90 % de la población, en éste mismo año. La literatura nace al amparo del Imperio Español, al calor de los conventos, en toda Iberoamérica ; que comprendía casi todo el continente americano durante casi dos siglos de forma continuada. El período colonial en su expresión artística se inicia en el Ecuador con la formación de artistas indígenas a cargo de misioneros ( fray Gosseal, Ricke y Morales ) ; de tal labor surgió una pléyade casi anónima de artesanos escultores y estuquistas, que embelleció la ciudad de Quito, principal centro artístico del país y la de Cuenca, las más destacadas como depositarias del arte colonial. La pintura colonial ecuatoriana tiene su primer representante notable en fray Pedro Bedón ( 1556 – 1621 ), que introjujo en Quito el llamado estilo ¨ romano ¨ ( La Virgen de la escalera ). Son también importantes, ya en el s. XVII, Miguel de Santiago ( Inmaculada con la Santísima Trinidad, en el convento de San Francisco, Quito ) y Nicolás Javier de Goribar, autor de una serie de profetas del AT, en la iglesia de la Compañía, de Quito. Ambos pintores son ya de características barrocas. Tras un breve espacio de tiempo de transitorio de decandencia pictórica aparece Antonio Salas, pintor romántico ( m. 1860 ), quien cultivó, junto con la pintura religiosa, la de paisaje. La música ecuatoriana es la suma del repertorio europeo importado por los colonizadores y de su evolución en contacto con los elementos indígenas americanos. En la época colonial no se creó ninguna forma musical autóctona. La música culta europea fue introducida en el país por los misioneros franciscanos de origen flamenco que llegaron a Quito en 1534, un discipulo mestizo ; Diego Lobato nacido en 1538 fue importante, un contemporáneo suyo, Gutiérrez Fernández Hidalgo ( 1554 – 1620 ), actuó como maestro de capilla de la catedral de Quito. ( … ) La música ecuatoriana recibió un gran impulso gracias a Pedro Pablo Traversari ( n. 1874 ). La música popular ecuatoriana tiene elementos incas, quechuas e ibéricos. En gran parte se identifica con la música popular del Perú y de Bolivia.

Bibliografía

Hist.

González Juárez, F. : Historia general de la República del Ecuador, – Quito -, 1890-1903, 7 vols.

Andrade, R. : Historia del Ecuador, – Guayaquil -, 1937, 7 vols.

Jijón y Caamaño, J. : El Ecuador Interandino y Occidental ante la conquista española, – Quito -, 1940-1941, 2 vols.

Efrén REyes, O. : Breve historia general del Ecuador, – Quito -, 1942, 2 vols.

Borja y Borja, R. : Las Constituciones del Ecuador, – Madrid -, 1951.

Linke, L. : Ecuador, country of contrasts, 3ª ed., – London -, 1960.

Vargas, O. P., J. Mª. : Historia de la Iglesia en el Ecuador durante el patronato español, – Quito -, 1962.

Pareja Díez-Canseco, A. : Historia del Ecuador, – Quito -, 1968.

Lit.

Carrion, B. : Índice de la poesía ecuatoriana contemporánea, – Santiago de Chile, – 1937.

Rojas, F. : La novela ecuatoriana, – México – , 1948.

Barrera, I. J. : Historia de la literatura ecuatoriana, – Quito -, 1955, 4 vols.

Ribadeneyra, E. : La moderna novela ecuatoriana, – Quito -, 1958.

 

 

 

 

totonacas

Imagen, sobre éstas líneas, sobre una obra artística procedente de un museo en México, en 1997, extraida de Internet.

 

 

Chile, Historia.

-Los pobladores de Chile en el período precolonial-

En el s. X los indios ( indígenas amerindios ) atacameños, que habitaban en la costa N. de Chile, en la actual prov. de Antofagasta, conocían una civilización relativamente avanzada.
Sabían trabajar el bronce y la plata y tejían la lana.
De carácter pacífico, sufrieron la invasión de pueblos belicosos, como los indígenas ( indios ) diaguitas y los chibchas, pero los invasores de mayor influencia fueron los incas ( los que sacrificaban a seres humanos y amigos de la antropofagia ), que incorporaron a su imperio una gran parte de la población del N. de Chile. Al S. del territorio atacameño, entre el río Copiapó y la isla ( de ) Chiloé, habitaba un grupo de tribus conocidas por los tratadistas con el nombre general de moluches, o mapuches o, más frecuentemente, de araucanos. Estas tribus eran :

– Los picunches, que vivían desde el Copiapó o Coquimbo hasta el Bío-Bío ;
– los mapuches, entre el Bío-Bío y el Toltén ;
– los pehunches, en las montañas andinas,
y
– los huiliches o huichilles, entre el Toltén y la isla ( de ) Chiloé ( V. ARAUCANO ).

 

La Conquista Española.

Chile fue una de las últimas conquistas de España.
El primer explorador de Chile fue Diego de Almagro, a quien Carlos V había atribuido el S. del Perú, llamado Nueva Toledo. En 1535 marchó, a la cabeza de una importante expedición, en dirección S. y llegó a Coquimbo. Al parecer en esa expedición había también mujeres soldados, y el contingente era entre unos 500 a 1.000 soldados. Pero, al no alcanzar los objetivos previstos, regresó de nuevo a Perú.
Pedro de Valdivia sería más afortunado. Brillante oficial de Francisco Pizarro ( general al igual que Cortés, de gran honor y valía ) conquistador de Perú, joven aún, había sido designado para abrir a España el camino del S., penosamente desbrozado por Almagro.
Sesgando hacia el mar los españoles ( de todas las regiones de Europa, es decir, de Italia, de los dominios de la actual Francia, de lo que es hoy Holanda y Bélgica, además de toda España, entre otros más lares del Imperio Español Católico ) descubrieron un valle verde que se abría sobre una rada. A este valle Valdivia le dio el nombre de Valparaíso. Prosiguiendo tierra adentro, de forma incansable y tenaz, los conquistadores llegaron a la orilla de un río : el Mapocho. El paraje le pareció propicio a Valdivia para fundar una…

¡¡¡ ciudad !!!
( no una base temporal, o fuerte militar, es decir, una auténtica ciudad occidental, aún con pocos recursos de todo tipo y maneras ).
Como el lugar se encontraba…
¡ ¨ en el final del mundo ¨ !
( según algunos historiadores del anglo, siglos después ),
entonces conocido, la futura ciudad fue bautizada
¡ Santiago del Nuevo Extremo !.
( Por su situación tan distante y apartada en los confines de La Tierra, en aquellos siglos tan remotos con respecto a Occidente ).

Ésta sería la capital de Chile ( 12 febrero de 1541 ), y, fiel a las tradiciones de sus predecesores, Valdivia instaló en ella un concejo municipal o cabildo. Cuatro meses más tarde, después del asesinato de Pizarro, el concejo reconoció a Valdivia como gobernador y capitán general de Chile. En aquellos años, allí donde iban los españoles, eran de igual forma tomados o descritos por los indígenas como ocurrió con Cortés años antes…similar a…

¡¡¡ Dioses !!!

( posiblemente por la altura en la estatura, y los cabellos de colores, y la piel extremadamente blanca y pálida, caso curioso y llamativo pues los mensajeros indios — con sus enlaces — ya sabían de la existencia de los conquistadores por numerosos lugares de toda América, por ese siglo ).

Hasta este momento, la penetración española en territorio chileno se había efectuado en calma. Los indios ( indígenas ) se habían dejado someter [ por lo ya comentado, es decir para los indígenas los españoles eran Dioses además de su fuego mágico y armaduras brillantes lisas ], a excepción de algunas tribus que, a veces, hacían rápidas incursiones en campo español ( pero que huían rápidamente ante el sonido de las armas castellanas ). Así, liberado de las preocupaciones de la guerra, Valdivia pudo organizar su capitanía y colonizarla. Poco a poco Santiago tomó aspecto de capital y, prudentemente, los españoles ( belgas, holandeses, alemanes, castellanos, franceses, italianos, y castellanos — mayormente de apellidos vascos como es Valdivia, frecuente en todo el Reino de Sevilla siglos antes del Descubrimiento del Nuevo Mundo — entre otros más por su localización histórica de procedencia, de ahí también el atractivo para la Historia Universal en similares hechos históricos ) avanzaron hacia el S. [ no sin mucho sacrificio y penalidades de todo tipo inimaginables ] y fundaron otra ciudad más, a la que bautizaron como Concepción en 1550. El fácil avance ( posterior ) se truncó al llegar a las orillas del Bío-Bío.

El choque con los araucanos.

El Bío-Bío era la frontera natural entre el Chile Central y el Meridional. El clima cambiaba y se hacía notar ( incluso por los norteños de la soldada española ) más frío. Pero, más aún que un límite geográfico, el Bío-Bío señalaba la plena entrada en un mundo humano distinto :
– la Auracania.
Incluso los incas ( los indígenas del Imperio de los adoratorios ), a pesar de estar provistos de un considerable armamento y de tropas aguerridas, no se habían arriesgado a penetrar en él…

¡¡¡¡¡ NUNCA !!!!!.

( Es decir, que dicha zona nunca fue de indígenas pre-existentes con la llegada de los blancos a referida zona abandonada, pero sabían de esas tierras, como supersticiones y leyendas mágicas, por otros pueblos diferentes y poco numerosos, tal vez de número simbólico ).

Hasta este momento indiferentes a lo que ocurriera al N. del Bío-Bío, las principales tribus araucanas, los mapuches sobre todo, tomaron las armas al conocer que los españoles habían atravesado el río. Valdivia encontró frente a él un ejército superior al suyo…al menos de..

¡¡¡ 10 veces !!!

( quizás compuesto de forma estimada por más de 10.000 indígenas armados ).
Pero, en cambio, disponía de caballos y pólvora, cosa la cual no sabían los indígenas. Por intrépidos que fuesen, los araucanos no resistieron a las descargas de los mosquetes y a la caballería del invasor.

¡ Huyeron !,

dejando el campo libre a Valdivia.

El capitán general, en su avance por territorio araucano, fundó nuevas ciudades :

– Valdivia,
– Imperial,
y
– Villarrica,
y,

tres fuertes o fortines :

– Arauco,
– Tucapel
y
– Purén.

Gracias a éstas construcciones, distantes entre sí unos 30 kms, Valdivia pudo controlar las prov. meridionales. Después de trece años de…

¡ combates !
y
¡ esfuerzos !,

¡¡¡¡¡ 2.000 !!!!!

españoles habitaban estas regiones, con una media de entre dos y cinco infantes por familia, es decir, unas 10.000 españoles de todo el Imperio Español Católico estaban asentados en las zonas referidas, apesar del peligro y las amenazas constantes de más de una década por los primitivos del lugar. ( Véase feudos reales del Rey de España para las partidas a esas regiones de esposas e hijos de los militias españoles ). Cabe reseñar la gran afluencia de sevillanos ( parte de Extremadura era durante varios períodos del Reino de Sevilla ) para regiones tan apartadas y peligrosas.
Y, Santiago comenzaba a rivalizar con las otras capitales de la América española.
Los araucanos se habían reagrupado en los bosques impenetrables de gran frondosidad, preparándose la venganza para contraatacar. En diciembre de 1553 un destacamento araucano, mandado por el jefe Lautaro, tomó por asalto el fuerte de Tucapel, donde había mujeres y niños de corta edad, fueron pasados a cuchillo no antes de ser violados además de los infantes blancos, algo inimaginable para los caballeros de Cristo.
Al conocer la nueva ( noticia ), Valdivia, que se hallaba en Concepción, reunió algunos hombres y se dirigió hacia Tucapel, pero al alcanzar el fuerte millares de araucanos combatientes sanguinarios, surgidos del bosque y renovándose a cada oleada, cercaron y aniquilaron las escasas tropas del capitán general y de sus mercenarios indios ( indígenas que iban con ellos ). Ni uno solo sobrevivió a esta…

¡¡¡ carnicería !!!,

ni el mismo Valdivia, que recibiría el golpe de gracia de Lautaro, por sus propias manos.

La ¨ resistencia ¨ araucana.

La sucesión de Valdivia fue asegurada por dos jefes militares :
– Aguirre ( de origen vasco ), que se hizo cargo del N. de Chile, y
– Villagra ( de origen cántabro por su apellido ), que hubo de mantenerse en el sur.
Quiroga ( de origen vasco, por su apellido ) gobernó la plaza de Santiago. La victoria de Tucapel había galvanizado a los araucanos, a los que dirigían tres jefes :

– Colocolo,
– Caupolicán,
y
– Lautaro.

Poco tiempo después del suplicio de Valdivia el ejército araucano empezó una ofensiva.

Barriendo a los españoles, ascendió hasta el Bío-Bío, donde murió Lautaro, el asesino de niños y mujeres indefensas, y según da a entender algunos escritos ; violador de niños, por amenazas posteriores a los españoles en otras zonas. Consternados por la muerte de su héroe, los araucanos detuvieron su ofensiva y se reintegraron a sus territorios. Entre tanto, el virrey del Perú, Andrés Hurtado de Mendoza, decidido a terminar con la Resistencia sanguinaría araucana ( indígenas ), envió a su hijo García Hurtado de Mendoza a la ( total ) conquista de este territorio insumiso. No obstante, la guerra entre españoles y araucanos, dirigidos por Caupolicán, permaneció mucho tiempo indecisa. García intentó sorprender a los araucanos por la espalda ; equipó una pequeña escuadra y, a pesar de una violenta tempestad, desembarcó cerca de Concepción, donde en el paraje de la Lagunilla, inflingió una inmensa y grave derrota a los indígenas…

¡ más de 10.000 !
( según estimaciones, pero de forma dispersas, en localización ),

a la que seguiría otro encuentro ¨ cara a cara ¨ a los españoles en el llano de Melipuru, con otro miles de muertes indígenas. Pues los españoles tenían muy presente los asesinatos de sus compatriotas a sangre fría, y sus mujeres y niños inocentes. [ Tal número de bajas de indígenas se debe a las tácticas militares de arrasar campamentos y bloquear los caminos de escape, por lo que fueron auténticas carnicerías de respuesta a los sanguinarios indígenas rebeldes e insumisos, y ésto ha sido causa, al igual que en otras similitudes históricas, el que el afán político o propagandístico contrario a los españoles se haya sacado de contexto ; sin exponer las causas o los motivos de forma completa. Unos 50 campos indígenas sucumbieron en sucesivas operaciones militares de los españoles, pero en éste caso de forma general, salvaron a los infantes indígenas y mujeres para su evangelización, pues parece que fue un requisito imperativo y una orden de las autoridades españolas ].
La prolongación del conflicto exasperó los odios y se acumularon las atrocidades, pero desde el momento en que Caupolicán fue capturado por Alonso de Reinoso, que le hizo…

¡¡¡¡¡ empalar !!!!!

¡ vivo !,

la partida ya estuvo ganada por España. Aunque aparentemente sometidos, los araucanos no abandonaron jamás la lucha completamente. Tal es el caso de…

¡¡¡ atentados terroristas !!!,

por explosiones provocadas aisladas señalaron en diversas ocasiones, hasta el s. XIX, el espíritu primitivo e indomable de los araucanos ( ya con La Masonería incrustada en la propaganda anti-española ). Mientras los españoles habían tardado dos años en conquistar México y Perú, la conquista de Chile costó…¡ 17 años ! de lucha.
Los españoles tuvieron más dificultades en sojuzgar un pueblo rudo y sin tradiciones que los imperios inca y azteca, sólidamente encuadrados y organizados.

La colonización.

Cuando García Hurtado volvió a Lima en 1561 la conquista de Chile había terminado. Al N. los españoles habían alcanzado Tucumán.
Ercilla había dado la vuelta al archipiélago de Chiloé, y Juan Ladrillero había explorado el estrecho de Magallanes. El pendón de Castilla ondeaba ya, fundada en 1556, en…

¡¡¡ Punta Arenas !!!

( físicamente, donde los españoles iban a su ubicación de la bandera, donde había una pequeña ermita y refugio, para asegurar y comprobar que estuviera izada la enseña, por las patrullas navieras, al parecer cada temporada o año, en algunos documentos antiguos ).
En tiempos de Carlos V, la América española estaba dividida en dos virreinatos :

– los de Méjico,
y
– los de Perú.

Chile se convirtió, después de la conquista, en una colonia administrada por un gobernador que dependía del virrey del Perú. A diferencia de la mayoría de las colonias ( que en realidad eran Provincias, pues sus súbditos eran reconocidos como españoles al igual que otros dominios europeos de forma real y auténtica, cosa la cual no ocurrirá nunca con el Imperio Británico, entre otros conocidos ) Chile era un problema. En concreto costaba al Imperio Español Católico más de lo que producía. Las razones son numerosas :
– la situación geográfica del país lo aislaba del resto del Imperio colonial ;
– Chile no podía comerciar más que con sus vecinos y no tenía ninguna relación directa con la metrópoli, puesto que ningún barco se acercaba a las costas…

¡ chilenas !
( nadie.. )

– y el control de su actividad comercial pasaba obligatoriamente por el puerto del Callao, en el Perú. Esta restricción no sería levantada hasta fines del s. XVIII.
Para enlazar con los comerciantes españoles en el Caribe, el camino era largo y azaroso ; había que ascender hasta Panamá y atravesar el istmo a…

¡ lomos de mulas !,

o bien,  contraviniendo las órdenes del Rey, y con el riesgo de ser atacados por los corsarios ingleses ( los piratas ), seguir las rutas de Buenos Aires y del estrecho de Magallanes. Así, en los primeros tiempos de la colonización los españoles de Chile vivían replegados sobre sí, en un régimen económico autárquico constituido por la ganadería y la agricultura, cuyas rentas aprovechaban esencialmente a Perú.

 

Bibliografía

( Para la sección de Historia más de 15 autores e investigadores bibliográficos desde 1948 hasta 1966, de recopilación de investigación, para la nación de Chile ).

Como p. p. ej. :
Basadre, J. : Chile, Perú y Bolivia independientes, – Barcelona – 1948.

 

 

 

 

c5h8rx2wyai9x1c

Insignia del Imperio Español, que traspasaba mares y océanos, brazo armado de Roma.

 

 

 

 

 

 

Anuncios