En realidad Estados Unidos de América ( EUA ) no le debe nada a España, es una forma de hacer ver la importancia que tuvo entonces, en aquellos tiempos tan remotos, la aportación de España al nacimiento de la que sería la potencia más poderosa del planeta ( que ya el conde de Aranda lo pronosticó en sus escritos ). Esta forma de llamar la atención, se debe principalmente, porque las generaciones de contemporáneos ciudadanos norteamericanos no han conocido de forma precisa la amplitud de conocimientos que dieron lugar al hecho más importante de su nación, y allí estuvo España, no así hoy en portales famosos y plataformas interactivas tomadas por La Masonería. Ya podemos advertir que George W. era anti-masón, y Benjamin F.su fiel aliado y ayudante, ¨ el hombre del momento ¨ ( según la burguesía e intelectuales galos en París, donde aplaudían al norteamericano sólo por hacer acto de presencia y sentarse en esos bellos y nobles salones  ), en concreto ; su agente infiltrado en la secta de La Masonería por aquel entonces.

La ayuda española no se basó en mandar dineros y bastimentos a los norteamericanos, también realizó numerosas gestiones de todo tipo y maneras antes de entrar en guerra en auxilio de Francia. Este auxilio ha sido menospreciado de forma tal que ni siquiera se ha consignado a España en el Ejército Continental ( Continental Army ), no deseamos consultar los famosos portales interactivos de consulta de lo referido porque nos causa fatiga intelectual, quizás por poseer la informacion científica de fuentes específicas y grandes obras de investigación de gran esfuerzo personal.

No es nta. intención quitar los méritos a Francia ó a los propios ciudadanos históricos de Estados Unidos de América, porque a la hora de tratar éstos asuntos puede parecer que dar importancia a unos determinados hechos quitan importancia a otros, y no es así. Todo tiene su importancia y forma de análisis. Siempre consignamos los datos de que miles de soldados franceses dieorn la vida por el nacimiento de EUA, pero decir eso no es menos importante que los españoles salvaron a ¡ decenas de miles ! del Ejército Continental, con su inteligentísima intervención y planificación coordinada, ó incluso algunos historiadores con sus obras más recientes elevan con elogíos la labor de esos hombres en la causa de los americanos para ser libres con su nación.

Ya podemos decir que Dios, La Providencia, los astros o cualquier fenómeno sobrenatural y natural confluyó en ese tiempo preciso, acaso con la figura de don Bernaldo de Gálvez y familia Gálvez. El apellido Gálvez tiene que figurar como un precedente e insignia para dicho período político y bélico. Pero también tendríamos que asignar otros aspectos no muy promocionados por las obras de investigación, en concreto, con la actitud de los soldados británicos. Si había una política tan negligente y tan severa como se ha dibujado con aquellos colonos, los soldados de Su Majestad lo tendrían que saber o haber vivido de alguna manera. Y, eso pudo ser uno de los motivos para no hacer más esfuerzo del necesario en determinados momentos de la más cruda batalla, por el contrario, los colonos aspirantes tenían sus convicciones sobreaumentadas y el ánimo hacía ver que podía conseguirse la empresa ( la victoria ).

Tampoco es justo que aparezca como esencial la ayuda española, si nos atenemos al ímpetu que demostraron y el énfasis demostrado de los franceses con la posibilidad remota de que una nación nueva tuviera como grandes colaboradores a los galos e hispanos, faltaba ese algo, ese punto que carecía todavía la nación para complementar su identidad norteamericana. Sin ese acento francés, tampoco, se hubiera conseguido la independencia de EUA. Y los colonos hubieran sido esclavos o prisioneros en su propia tierra ahora ya de forma más cruel y sin control, otros enviados a galeras.

Cada nación hace ver la importancia que supuso su aportación, pero Francia apesar de poseer distinguidos generales muy bien preparados no poseían un Gálvez ó un YO SÓLO. Ese arrojo y valentia fue finalmente reconocida por todos los participantes en la contienda, por ello el que iba a ser presidente de la nueva nación le obligó y ordenó que desfilase junto a él por las calles antes de proclamar la Constitución Norteamericana, no antes de que todos les rindieran honores a la entrada al puerto, y donde los cañones efectuaron salvas de honor estruéndosas de cientos de barcos allí amarrados. Algo verdaderamente impresionante. Se supo después que la participación española había quedado en un segundo plano, por los propios españoles ; pues La Masonería tenía ahora puestos los ojos en las colonias españolas -como venganza- y fomentar todo tipo de eventos futuros para ( paradojas de la vida ) hacer lo mismo que había sufrido la secta elitista. Y no tardó en realizarlo con su agente especial, Simón Bolivar.

Estas informaciones, se han achacado a que los norteamericanos no han querido saber de determinados sucesos históricos, y hasta cierto punto es cierto, pero no es menos cierto que la propia España los mantuvo ocultos posteriormente, porque no le interesaba fomentar la independencia de sus colonias en América, y para que no cundiera el ejemplo en sus dominios en otras zonas adyacentes en la propia frontera de la recién nacida EUA. Es justo y lícito decirlo para la Historia.

 

 

c5h8rx2wyai9x1c

Bandera con la que entró Gálvez al requerimiento del presidente de EUA a su presencia, y como testigo de la firma de Carta Magna y evento político en ceremonia ante el pueblo norteamericano. Parecía que dicha bandera estaba ya olvidada y con menor fuerza en comparación a otros tiempos y siglos del Imperio Español. Se vivió momentáneamente un resurgir el valor español, esta vez en auxilio de otras naciones.

 

Ya hemos dicho, que, Estados Unidos de América no le debe nada a España, totalmente cierto, y si alguien apunta que no está de acuerdo ; se debe a otros sucesos posteriores donde España no sufrió por esa nación norteamericana, como es sabido fue originado por La Masonería, acaso el asunto de Cuba, el asunto de Filipinas, principalmente. Esto es muy importante referirlo, porque el propio primer ( y algunos más ) presidente de Estados Unidos de América avisó a las generaciones posteriores de los peligros que podían introuducirse en la nación, y que las futuras generaciones lo padecerían, ya Franklin lo constató, aunque se ocultó de una u otra forma en épocas posteriores. Aún admitiendo que los críticos centren el debate en lo ya expuesto, se puede decir, y apelando al hecho que nos ha llevado aquí por – LA INDEPENDENCIA – ( el período antes, durante e inmediatamente después de casi cincuenta años, al menos ó incluso más ), Estados Unidos de América ; no le debe nada a España.

Algunas veces, dependiendo de qué asunto se trate, determinadas personas buscan algun resorte en la Historia para hacer valer otros estudios e investigaciones, pero es necesario precisar que el que lo designa así es : español. No bastaría éste dato en algunos sujetos, y tendría que buscarse el árbol genealógico para disipar dudas, y confirmar por propios y extraños su concreta identidad y su discurso científico, ya que algunas veces aparece involuntariamente la política, sin ser nto. caso, evidentemente, y la lógica de la ciencia habla por nosotros.

Las acciones de monarcas de los reinos de España y Francia tienen que entendese desde una óptica política y administrativa, donde si fuere, los afectados por algo tienen que seguir los caminos reglamentarios, así los súbditos reclamaran a su soberano, y éste al no hacerlo, a su vez, a otras potencias, traduce perfectamente lo aquí ya expuesto.

 

 

En construcción…

Anuncios