GIBRALTAR

Historia.

Gibraltar, llamada Calpe por los antiguos, debe su nombre actual al jefe árabe que en el 711 desembarca allí y comienza la conquista de España ( Gibel-Tariq significa en árabe monte de Tariq ). En 1309 es reconquistada por Alonso Pérez de Guzmán, volviendo a manos musulmanas hasta 1462, cuando la reconquista de nuevo el marqués de Medina-Sidonia Reino de Sevilla ).

Al morir Carlos II sin heredero se inicia en España la Guerra de Sucesión. El 24 de julio de 1704 una escuadra inglesa al mando de George Rooke toma posesión de la plaza en nombre del pretendiente austriaco, al que apoyaban los ingleses. La Roca fue ocupada el 4 de agosto de 1704 por una flota angloholandesa que apoyaba al archiduque Carlos de Austria, pretendiente al trono, en la Guerra de Sucesión de España. La pequeña guarnición, después del bombardeo de la ciudad, no se rindió a los ingleses, [1] sino al pretendiente a la corona de España, representado por el príncipe alemán Jorge de Hesse, jefe de aquellas fuerzas. El almirante inglés George Rooke fue quien, con abuso de autoridad, dio orden de que se arriase la bandera del archiduque y se izase ¡ la inglesa ! ; entonces, el Ayuntamiento y vecindario de Gibraltar, no queriendo ser ingleses, se trasladaron a la vecina localidad de San Roque.
La fortaleza estaba defendida por un centenar de hombres, dirigidos por Diego de Salinas, que tiene que capitular [1]. ( La documentación se encuentra en el Archivo de San Roque. ) Los intentos de Felipe V por recuperar la plaza resultan inútiles ( 1705 ).

Por el artículo 10 del Tratado de Utrecht ( 1713 ), que puso fin a la Guerra de Sucesión, España reconoció a Inglaterra :

 

<< la plena y entera propiedad de la ciudad y castillo de Gibraltar, juntamente con su puerto, defensa y fortalezas que le pertenecen… >> ; pero a continuación añade que dicha propiedad

<< … se cede a la Gran Bretaña sin jurisdicción alguna territorial >>.

Esta aparente contradicción no lo es sí se considera que el distingo entre jurisdicción derecho de propiedad figura en las obras del gran jurisconsulto holandés del s. XVII Hugo Grocio, tenido en aquellos tiempos por máxima autoridad en derecho internacional. Por tanto, lo que España cedió a Inglaterra no fue la ¡ soberanía !, sino el derecho al uso militar ( ¡ una base militar ! ), puesto que esto y no otra cosa era lo que interesaba a los ingleses. En 1705, 1727 y 1783 España entró en guerra con Inglaterra con el propósito de recuperar Gibraltar ; se atacó o puso sitio a la plaza en 1704, 1705, 1726 y 1779-83, sin resultado ; y desde 1718 hasta hoy no han dejado de hacerse gestiones diplomáticas con igual fin. En 1954, con motivo del viaje de la reina Isabel II de Inglaterra por las naciones de la Commonwealth y colonias inglesas, se incluyó la visita a Gibraltar como etapa final. La petición del Gobierno español de que se suspendiese esa visita, a fin de de evitar motivos de rozamiento entre los dos países, fue desoída.

La paz de Utrecht ( 1713 ) reconoce la posesión inglesa de Gibraltar. En 1725 se reanudan las hostilidades, pero el Tratado de Sevilla ( 1729 ) España renuncia a sus reivindicaciones. El asedio más largo tiene lugar en 1779-83, hasta que se firma la paz de Versalles ( 1783 ), por la que España recobra Menorca y Florida, pero confirma la posesión inglesa de Gibraltar. A partir de entonces, España ha reivindicado en numerosas ocasiones la Roca sin resultado positivo. Esta servía de refugio a exiliados políticos y era nido de contrabandistas.
Durante la II Guerra Mundial, al permanecer España neutral, se hizo inviable la operación Félix : Alemania, proyectaba conquistar Gibraltar. Durante los últimos años, el tema gibraltareño ha sido un punto clave en la política internacional española. El Gobierno español ha publicado un Libro rojo sobre Gibraltar, en el que se recogen los principales documentos de las negociaciones hispano-británicas sobre la plaza.

Consecuentemente, el Gobierno español resolvió dar por terminada la política de tolerancia que se venía siguiendo con Gibraltar y aplicar de modo estricto las disposiciones legales vigentes en materia de aduanas, tránsito de personas ( por eso suprimió el consulado, y los turistas desembarcados en Gibraltar no podían obtener el visado para visitar España ), vehículos, mercancías, etc. España reivindicó Gibraltar ante la Comisión de Fideicomisos de la O.N.U. el 15 de enero de 1957. En septiembre de 1964, la Comisión de los Veinticuatro, de la O.N.U., volvió a ocuparse del pleito de Gibraltar ( que hemos visto que es una apropiación indebida en nombre de la nación de Inglaterra ), sometido al acuerdo del pleito de descolonización, y después de oídas las alegaciones de España, del R. U., del alcalde de San Roque, en nombre de los españoles que abandonaron Gibraltar cuando la plaza fue ocupada por los ingleses y se acogieron a ese municipio español, y de los actuales habitantes de Gibraltar, masa heterogénea de :

– malteses,
– indios,
– marroquíes,
– chipriotas,
– judíos,
y
– ¨llanitos ¨ ( descendientes de españoles de la Roca ),

acordó el 16 de octubre, que España y el R. U. debían negociar sobre la cuestión, respetando los intereses de la población y una vez ultimadas las conversaciones, informar de su resultado a la Comisión y a la O.N.U.
El 21 de enero de 1965, el embajador español en la O.N.U. expuso ante la Asamblea General que el Gobierno Español, no obstante su deseo de cumplir la recomendación de la Comisión de los Veinticuatro, no había logrado ponerse al habla conel Gobierno inglés, para iniciar negociaciones respecto a Gibraltar. El Ministerio de Asuntos Exteriores inglés contestó diciendo que no entraría en negociaciones con el Gobierno Español hasta tanto no se levantasen las restricciones fronterizas impuestas al día siguiente del acuerdo de la Comisión de Descolonización, tanto sobre el movimiento de personas como en relación con el tráfico de mercancías. El día 8 de marzo entraron en Gibraltar 700 personas que residían en España con documentación expedida por las autoridades de la colonia y cuya situación de residencia les obligaba a normalizar el Gobierno Español, so pena de ser expulsados del país. El Gobierno Inglés publicó un -Libro Blanco- en el que reiteraba su postura de no entrar en negociaciones con España mientras no se levantasen las restricciones fronterizas ( 5 de abril ). Después de un intercambio de notas entre los Gobiernos español e inglés, éste optó por suprimir los pasaportes expedidos por el denominado -Gobierno de Gibraltar- ( 19 de abril ). Inglaterra concedió a Gibraltar….

ATENCIÓN…

un prestamo de…

¡¡¡ 1.000.000 !!!

de libras esterlinas

( 21 de julio ).

[ No sabemos a ciencia cierta cuánto suponía al cambio para el año 2016 en euros o en dólares, pero se podría calcular aproximádamente como más de 2.000 millones de euros actuales ó superior a éste, para el 2016, con respecto a la época pasada. El patriotismo inglés apareció corriendo las pequeñas calles del vecindario gibraltareño, incluso en localidades cercanas hubo quien se apresuró a mudarse allí. De ahí viene el acérrimo pensamiento defensivo de esos vecinos con la Roca visto desde un ideal inglés, y luego con el contrabando, y algunos puestos de trabajo en Gibraltar en décadas posteriores, posiblemente ].
En diciembre, el Gobierno Español publicó un -Libro Rojo-, con una detallada historia del problema del Peñón desde la ocupación -ilegal- ( invasión ) inglesa ( o en nombre de Inglaterra, aunque creemos que es obra de La Masonería Internacional ) hasta nuestros días. En enero de 1966, una desposición del Gobierno Español, establaciendo que los aviones de la O.T.A.N. que procedieran de la Roca o se dirigiesen hacia ella no podrían sobrevolar territorio español ni aterrizar en el mismo, añadía una urgencia más a las restricciones jurídicas impuestas a la colonia. El 18 de mayo se iniciaron, por fin, las conversaciones hispano-británicas, aceptando el R.U. la discusión de dos cuestiones vitales :

– la soberanía del Peñón,

y

– el destino de la población gibraltareña.

En octubre del mismo año, Londres reivindicó, por ¡ primera vez ! en la Historia, la soberanía del territorio español en el istmo de La Línea y llevó al Tribunal Internacional de La Haya la cuestión gibraltareña. El 17 de abril de 1967, la O.I.A. recibió oficialmente una nota española que prohibía volar en la zona adyacente a Gibraltar ; días más tarde el R. U. pidió a dicha organización que estudiara tal prohibición española. En el debate sobre Gibraltar sostenido por el Comité de los Veinticuatro, se aprobó el 1 de septiembre de 1967 la resolución favaroble a…

¡¡¡¡¡ ESPAÑA !!!!!

al mismo tiempo que el Gobierno inglés ( más que el gobierno inglés podríamos decir que era La Masonería ) quedaba en evidencia, ya que ese mismo día se rechazó la propuesta británica.

El 10 de septiembre se celebró un Referéndum con el fin de que los gibraltareños votaran por la continuidad de su dependencia del R. U. ó pasar a depender de la soberanía española. El resultado fue positivo por el R. U.

A fines de este año, el Ministerio de Asuntos Exteriores publicó un segundo -Libro Rojo-, detallado relato de las negociaciones hispano-británicas iniciadas el 18 de mayo de 1966. El 21 de marzo de 1968 terminaron las conversaciones hispano-británicas sin ningún acuerdo positivo. El 5 de mayo, España cerró el puesto de Policía y control de La Línea de la Concepción. Un importante acontecimiento fue la nueva Constitución de Gibraltar…

ATENCIÓN…

¡ amañada !

por el R. U.,

vigente desde el 31 de mayo de 1969,

y, que, de colonia, convierte a aquél en un

¡ dominio !

dependiente del R. U. ; la ratificación por el pleno de la Asamblea General de la O.N.U., el 10 de diciembre de 1968, de su conminación al del Gobierno Español, el cierre total de la frontera, acordado en el Consejo de Ministros del 6 de junio de 1969, y que entró en vigor el lunes 9 del mismo mes. Poco después quedaba prohibido el -ferry- que unía el Peñón con Algeciras. También se cortaron las comunicaciones telefónicas y telegráficas, corte que únicamente se suaviza excepcionalmente con motivo de las fiestas navideñas.
En cuanto a los obreros españoles que, diariamente, pasaban a prestar su trabajo en la plaza, el Ministerio de Hacienda ( de Franco ) se comprometió a abonar a los mismos el…

¡¡¡ salario íntegro !!!

( sin necesidad de trabajar, y sin impuestos deducidos )

Junto con ésta medida, España ( Franco, El Libertador y Protector de España ) se procedió a incrementar la industria de la comarca del Campo de Gibraltar, con objeto de absorber dicha mano de obra.

 

 

 

 

-FRANCO EVITA A ALEMANIA, Y UN ATENTADO TERRORISTA ARGENTINO-

( Gibraltar, plaza vulnerable contra los británicos )

El Régimen proteccionista de Franco quedó casi extinguido con la entrada de su nuevo legado democrático ; acaso es necesario apuntar que sin el consentimiento del Libertador no existiría la actúal democracia en España de 1978, aunque su Constitución es anterior, y conocida con éste año por su fallo.

El asunto de Gibraltar no escapaba a los contemporáneos en esas décadas de los años ochenta, donde todavía estaba muy presente en el Ejército de España ese cariz proteccionista y de supervisión para con los políticos. Tras las noticias del conflicto político de Las Malvinas o islas Falklands -donde España también las tuvo como dominio antes de existir Argentina y, reconquistada varias veces entonces por España a los ingleses ( aunque más que reconquistadas, podríamos decir que eran tiempos de negociar acuerdos y realizar trueques de dominios, y donde al igual que en las Islas Canarias aparecían situaciones cómicas de los que desembarcaban y retornaban a sus navíos ), ya debilitada por La Masonería, España se debía a su retiro con numerosos sucesos en la Historia , donde era atacada por todos lados y frentes. Ya en nuestros tiempos más recientes, la posición de España en el marco internacional resurgió con Franco ; aunque no en los primeros momentos, gracias a la perseverencia del pueblo español y su protector llegó a ser la quinta potencia mundial de referencia política, y la octava en el marco comercial. Tiempos, decímos, donde se estudiaba la idea desmantelar todos los logros conseguidos por el Libertador en la nueva etapa democrática. Todavía había antiguos ministros ¨ franquistas ¨ en la Cámara del Congreso en aquellos años, de ahí la referencia a Franco.

La situación entonces, en pleno conflicto de Las Malvinas -aunque no sólo tiene otro nombre inglés- hay otro más en castellano, también, para con esas improductivas islas, que más parecían un punto estratégico o señal de La Masonería, y donde hubo víctimas de un bando y de otro, finalmente se impuso el mundo anglosajón -con la ayuda de los  Estados Unidos de América- como es sabido, aunque en papel tercero y apartado, España se mantuvo neutral totalmente.

En esos años y meses los Servicios Secretos españoles, que tan mala imagen y débiles parecían entonces en comparación a otras organizaciones de inteligencia no sólo detectó a un comando argentino meses antes de intentar perpetrar una acción terrorista ( en Argentina lo designan como acción de guerra o de resistencia, según quiénes ) y una zona extranjera como era España, dicho comando argentino paramilitar tenía las consignas de no comunicar de su presencia y misiones a nada ni a nadie, ello no impidió que estuvieran monitorizados desde su llegada hasta su detección y detención final.

Se había escogido una determianda fecha para dinamitar todo el pequeño puerto, o la bahía de Algeciras colindante con el Peñón, para ello se estudió previamente instalar cargas de explosivos ocultos bajo agua -cargas-, donde se sabía que la media de barcos y navíos británicos eran importantes ; algunas veces se sobrepasaba los ¡ 30 ! barcos y submarinos destinados allí, además de otras embarcaciones auxiliares de menor calado en su totalidad. Eso suponía una estimación de fuerza de unos 2.000 a 3.000 efectivos concentrados, según las fechas. Se habilitó un pequeño cuartel de intendencia en el Peñón, para dar logística y abituayas a los militares británicos, lo que hacía entender que había abundante movimiento por esos lares, y se desconocía las intenciones de lo que iba a efectuar tanto los argentinos como los ingleses antes, durante y después de la guerra. Pero algunas embarcaciones no podían fondear en esa bahía porque se quedaba corta, y Franco permitió zonas acotadas y limítrofes autorizadas para permanecer de forma temporal a su Graciosa Majestad ( para ref. de forma retórica, en castellano, a Gran Bretaña y a su reina ; monarca por otra parte emparentada con el CID CAMPEADOR, en linaje y heráldica* ). No fue ese el único suceso de intentar atentar contra Gibraltar, acaso en tiempos del Libertador o tiempos antes de La Guerra de Liberación se intentó. Un falangista fue acusado de intentar atentar contra Gibraltar, fue víctima de unos conspiradores dentro de éstos Movimientos patriotas los que le culparon, aún éste confesó como mártir y referencia a sus camaradas para evitar un baño de sangre. De ello han dado cuenta los históricos miembros de Falange Española y otros grupos patriotas españoles, con amenos videos interactivos, y conferencias especiales, además de testimonios de familiares, -en primera persona-, que confirman todavía más la poca información que ha seguido casi censurada en tiempos del Libertador, o casi olvidada del verdadero asunto importante que pudo provocar todo tipo de reacciones. Se llegó a decir incluso que el sujeto era un agente de inteligencia del Régimen Nacional Socialista, o que era auxiliar de éste, y de ahí, quizás mantenerlo sin la notoriedad precisa. El valor humano queda presente con la herencia de los joseantonianos a la hora de servir a sus ideales presencias y despedidas insignes ; más aún ante la muerte de los verdugos.

Llegó un momento que tanto los británicos como Argentina veían a España con desconfianza, unos de forma apresurada, otros porque eran europeos y, que los europeos desde otras latitudes eran vistos ( ó estimados ) como sinónimo. Pudo ser un conflicto de mayor envergadura, porque Rusia podría haber intervenido ayudando a Argentina ; pero el presidente de entonces de Argentina rechazó la ayuda rusa ; y de ahí su derrota, evidentemente. Se rechazó porque el régimen de entonces en Argentina era anti-comunista, y Rusia en aquel tiempo era comunista, no obstante era muy interesante los ofrecimientos de unos y de otros ; es más Argentina estaba dispuesto a regalar o donar tierras del S. de Argentina a Rusia por : una pequeña isla sin productividad y con un clima adverso y tierras casi áridas en medio del océano, además Rusia solicitaba partidas de mercancías agrícolas durante más de 10 años de forma totalmente, gratis y exentas de pagos, a partir de esas fechas, etc. EUA ayudó a los británicos con sus satélites y algún que otro aporte adicional de inteligencia auxiliar -pero casi testimonial, aunque de Alto Secreto- como era el caso que los barcos y navíos argentinos estaban localizados desde incluso antes de partir de puerto, y así era casi imposible conseguir las empresas previstas, era algo más propio de un acto simbólico, pero ese acto simbólico supuso la pérdida de seres humanos, por la arrogancia de unos y otros. Y, Gibraltar era un foco de observación internacional, todo el mundo miraba a España lo que iba a hacer, se enviaban telegramas desde Londres a España con un lenguaje excesivamente cordial e inusitado, sin asperezas. Y de igual forma había espías ingleses mezclados con el famoso turismo de La Costa del Sol, los periódicos españoles se miraban con lupa ; donde se creía que había mensajes en clave tanto para unos como para otros.

Gibraltar aparecía como un caso extravagante ante los ojos del mundo, y algunos lo relacionaban con Las Malvinas ; para hacer fuerza de su negligente política.

La ONU se ha ocupado en numerosas ocasiones del problema de esta colonia inglesa ( 1963-1965 ),  que como ya hemos dicho en realidad es una Base militar sin soberanía, culminando con un resolución dictada el 1 de septiembre de 1967 y que se puede concretar en :

1 º. el problema gibraltareño hay que juzgarlo conforme al principio de descolonización de la Carta de San Francisco de 1945 ;

2 º. los habitantes del territorio no pueden disponer del futuro del territorio ;

3º. invitar a España e Inglaterra a negociaciones bilaterales, a la condición previa de descolonizar.

España, ante la actitud dilatoria de Inglaterra, ha hecho uso de determinadas medidas de fuerza en los últimos años ( aprox. 1970-78 ) : prohibición de sobrevolar el territorio aéreo nacional a los aviones que usan el aeródromo de la Roca ( gibraltar no tiene aeropuerto por motivos de seguridad internacional y por su propio espacio limitado para la seguridad de los habitantes, de forma reconocida ) ; cerrar la frontera a los jornaleros españoles que diariamente la cruzaban para trabajar allí ; y crear un polo de desarrollo en el Campo de Gibraltar para ocupar aquella mano de obra.

La población de Gibraltar, según el censo de 1970, era de 26.833 hab., antes de cerrarse la frontera en 1969 la densidad de población es altísima con respecto a su espacio delimitado. Gibraltar carece de recursos naturales. El contrabando y la vida comercial se hallan casi paralizados en esas fechas de 1970. [ Resurgiendo en décadas posteriores y convirtiéndose, además, en paraíso fiscal – Tax Payer – es decir, evasión de impuestos para todo tipo de negocios financieros. La domiciliación de algunas empresas se basan en buzones de correos ; para así justificar su presencia en la Roca, y seguir las normas del ayuntamiento de la colonia inglesa de la Roca. ]

La Roca, se convirtió en punto de observación para éste conflicto, que ya Franco evitó con sus maniobras políticas en el periplo de la Segunda Guerra Mundial, donde España era neutral, y Hitler deseaba que España entrara en guerra con una población en estado de emergencia por hambruna y casi calamidad, era casi imposible tales propósitos teutones. Posiblemente sí España hubiera entrado en guerra otras naciones latioamericanas le hubieran seguido, y el rumbo de la Segunda Guerra Mundial hubiera cambiado previsiblemente. Tras la contienda todo el mundo odiaba a España, unos por no dar el soporte adecuado, otros por mantenerse al margen o neutral, y otros por la inteligente maniobra del protector de España que era anti-masón y también anti-comunista ( herramienta ésta de La Masonería, como es sabido por la gente leída ). España se convertía en una nación olvidada y condenada por Las Naciones Unidas, a través de influencias sionistas que presionaron para que abandonara dicha organización internacional y pasara al ostracismo.

La región del S. de España no desconocía aquellos tiempos recientes donde España fue aliada de Inglaterra contra la facción rival de La Masonería ( Napoleón, que luego abandonó su radical pertenencia, y ello le supuso ser derrotado no antes de ser debilitado, entre otros factores más ; es erróneo ubicar en éstos apuntes a Francia, ya que dicha nación fue secuestrada por La Masonería, al igual que en otros tiempos coetáneos con Alemania, todavía de manera no independiente ) y donde el S. de Andalucía se llenó de emigrantes irlandeses y católicos ingleses que huían ya desde el s. XVI, aunque irlandeses se llenaron también por toda Castilla ; acaso con los famosos Colegios de los Irlandeses e Irlandesas. Poblaciones como El Puerto de Santa María pasaron en esos siglos de ser mera aldea -al igual que ocurrió con la aldea de Madrid cuando Sevilla era la ciudad del mundo occidental todavía, en el sentido de aumentar su población y pasar a ser ciudad- a localidades de más de 25.000 habitantes ; donde más de 15.000 eran británicos afincados sin idea de castellano -excepto el amén- y sus indistintos oficios ; herreros, carpinteros, mesoneros, cocheros, artesanos, pescadores, etc. Quizás los ataques que sufrió la zona de Cádiz en algunos siglos y pequeñas invasiones temporales por los británicos veían en ellas un mensaje a los huidos de las islas británicas, aunque también lo hicieron por el N. de España ya en tiempos de Pero Ninyo, pero algo más caballero el sevillano con los ingleses cuando traspasó el Támesis y sus arqueros ; donde los caudillos locales británicos aliados hicieron público que -NO HABÍAN CONOCIDO CUAL CABALLERO JAMÁS EN SUS TIERRAS [ y su Ejército castellano ] QUE HUBIERA RESPETADO TANTO A SUS MUJERES, NIÑOS Y GENTES ALIADAS Y ENEMIGAS- ( además de bosques ), ya hay una declaración de intenciones, que los propios británicos bien leídos conocían, pocos, porque la crónica de EL VICTORIAL ha sido hasta hace muy poco vista como un libro histórico de ¡¡¡ ficción !!!, luego se supo que era verdadero por su cronista insigne para con el caballero sevillano. Son sin duda datos que escapan a los envalentonados extranjeros de pluma apresurada y ¨ dislocada ¨ y, de, ¨ ceniza caída ¨ en filosofía literaria.

España tiene que agradecer a Argentina algunas cosas, por de pronto, el renacimiento del comercio -marginado por las potencias vencedoras de la S.G.M.-, trueque, ( o cambalache ), y algunos créditos financieros, además de remesas de componentes agrícolas que llegaban como ¨ agua de mayo ¨ a la población casi esquelética de España. Luego, España correspondió al mismo nivel o superior a los platenses y argentos, cuando alcanzó el puesto número ¡ 5 ! en el mundo, en tan sólo una década. Ya en los tiempos de finalización y anteriores a la Guerra de Liberación ( mal denominada Guerra Civil Española ; por la pluma extranjera ) decenas de miles de gallegos, andaluces, extremeños y algunos vascos principalmente creyeron asentarse en Argentina ; que mantenían la ya costumbre de emigración a dichas tierras décadas antes ; y donde los lugareños los conocían -a los forasteros- como ¨ gallegos ¨[ tal vez deberían de haber precisado más esas gentes ; por de pronto la primera Iglesia en suelo argentino fue una réplica simbólica de una hermandad sevillana, Del Darien, para más señas, aunque entonces los argentinos eran españoles ; es más tendrían que transcurrir siglo y medio más para igualar el tiempo de independencia a la lealtad al Imperio Español, y todos sabemos como judeosajones ayudaron a Bolívar para extender la independencia de Las Provincias suramericanas y centro, mayormente ] sin serlo -propiamente dicho-, todavía hoy se refieren así a los españoles en España o emigrantes españoles ; que al menos acontecía una sonrisa socarrona en esas gentes ; incluso se solicitaba el ¡ ¨ tocar la gaita a un andaluz ¨ !. Se suele hablar del milagro de Hitler y su economía del trueque y finanzas autóctonas ; pero es que España también envió cargamentos de alimentos a la Alemania Nacional Socialista, aún sufriendo penurias entre el pueblo español. Los sacrificios de solidaridad de los pueblos ya quedaban casi manchados con las nuevas políticas que se preveían, y que se constataron con el conflicto de Las Malvinas, y la rigidez de la verja ( del Peñón ), ya era evidente la influencia de La Masonería en todo tipo de asuntos internacionales, políticos y no menos que financieros. ¿ Cómo le podría explicar, YO, a un comunista, hoy, que él es masón, aún sin saberlo ? ó ¿ que el sionista también es comunista, anarquista o involuntariamente promueve la usura ? Hay asuntos que se enquistan en la intoxicación que ha sufrido todo Occidente, sobretodo, con La Famosa Propaganda ( de guerra, ya  detectada en el s. XVIII ). Muy pocos secretos hay ya para los investigadores de éstas temáticas, que han creido profundizar en los problemas y, males que padece el mundo occidental durante siglos, u hoy mismo.

Retomando el asunto de Calpe ( colonia feniccia, entre otras más hace milenios ), tiene que ser vista con las particularidades de la mano de La Masonería para hacer dividir a los occidentales ; al igual que las políticas recientes de -derechas e izquierdas- que como es sabido el mayor fraude ( o uno de los mayores fraudes ) que se ha incrustado en la cultura occidental, naturalmente después de introducirse en las monarquías y reinventarlas. Acaso, tendríamos que tirar de manual, para personajes insignes como Jose Antonio Primo de Rivera y otros personajes de su tiempo ; donde ya descubrieron éstos supuestos. Las guerras son producto de éstas invenciones no occidentales, y en su mayoría anti-occidentales ( La Masonería declaró la guerra a Occidente ya en el siglo XVIII, de forma documentada y pública ), izquierda y derechas sirven a La Masonería, ésta secta anti-occidental no impide que variados Papas,recientes, la hayan aceptado aún estando prohibida por La Iglesia y mentenida su condena de rango vinculante y de igual o superior normativa eclesiástica heredada en el Cristianismo.

Ya habiendo asentado el campo de juego ( o de batalla, reconciliadora, tal vez, o de ¨ apertura de miras ¨ ) hay que decir que el carácter de los españoles -salvando los ya documentados casos políticos y bélicos de Gibraltar y España- ha podido descifrar el motivo de que no hubiera más guerras entre el Reino Unido y España, porque hubo siglos para llevarlas a cabo y no se propuso. Cosa la cual, se ha visto a España como una nación sin importancia y sin peso desde hace bastante tiempo para todo tipo de asuntos, ya que el mundo de La Enciclopedia copa la información.

Gibraltar bien vale por Estados Unidos ¨-

( frase de la época del Imperio Español )

( Breve visión bibliográfica )

Con el descrédito de la corte, en la cual el capricho senil del rey había entronizado a una aventura de la más baja extracción, con la destrucción de los Parlamentos ( 1771 ), con la bancarrota de la Hacienda, con la miseria general, se preparaba la gran revolución. Luis XV, inteligente y egoísta, la preveía y se contentaba con que la catástrofe viniese después de él.

¨ Esto durará lo que dure yo —recoge la frase en sus memorias Mme. de Heusset—. Mi sucesor, que salga del paso como pueda ¨.
Este sucesor, su nieto, que reinó con el nombre de Luis XVI, advino al trono en 1774. Era uno de los hombres más rectos y bienintencionados que jamás haya ceñido una corona, pero estaba destinado por la providencia a ser la víctima expiatoria de los inmensos errores de los dos últimos reinados.

Aun cuando el nuevo rey y sus ministros, elegidos entre los economistas de mayor prestigio, necesitaban de la paz, circunstancias especiales impuesieron la reanudación de la guerra con Inglaterra, en la cual España tuvo una intervención decisiva.

Inglaterra, vencedora, había realizado en la larga contienda, para mantener la superioridad de su armada y para situar ejércitos en puntos distantes, enormes gastos que arruinaron su hacienda. Con su concepto colonial, heredado de Roma, de hacer tributar a las ya florecientes colonias de América en servicio exclusivo de la metrópoli, estableció diversos impuestos sobre los colonos de la lejana comarca, de los cuales muchos habían heredado de sus antepasados, los primeros inmigrantes, un espíritu de rebeldía hacia la metrópoli, un clima revolucionario. Pero los verdaderos causantes de la formación de una gran potencia en la América septentrional, uno de los sucesos más transcendentales de la historia moderna, fueron Juan Jacobo Rousseau y los escritores políticos y economistas del siglo XVIII.

En aquella sociedad de advenedizos, libres de los prejuicios de la vieja Europa, las teorías de la igualdad de derechos y deberes entre todos los hombres y de la libertad, como herencia fundamental de todos ellos, habían de encontrar facilísima acogida. La monarquía entre aventureros sin tradición no tenía el enorme prestigio de que aún gozaba en Europa, y sobre todo en Inglaterra.

El amor a la naturaleza, que Juan Jacobo había sabido infiltrar en lo más hondo de la sensibilidad europea, tenía un sentido más profundo en poblaciones en constante contacto con las tierras vírgenes y cuya vida era aldeana y rural. Únicamente la ternura prerromántica hacia el indio no pudo romper la corteza del orgullo racial anglosajón. El indio, tan bravo e indomable en aquellas inmensas comarcas, fue el enemigo cuyo aniquilamiento casi total se logró al cabo [ al cabo del tiempo ].

Como en Grecia y en Roma, la libertad estaba reducida a una casta privilegiada. Nunca la esclavitud ha sido tan dura como entre los plantadores de los estados del Sur, donde los negros africanos se vendían en mercados como ganado y como ganado eran tratados por los compradores. [ Comercio que estaba monopolizado por La Masonería, y sus gentes no occidentales ; judíos, como se sabe ].

La guerra estalló en 1775 y la revolución ganó rápidamente todo el inmenso territorio y puso al gobierno de Jorge III en gravísimo aprieto. Naturalmente, la revolución americana produjo en Francia, que inauguraba un nuevo gobierno sobre el cual recaían las mejores esperanzas, un entusiasmo general. Para la aristocracia, para los militares y los marinos, para el pueblo en general, la guerra americana era una ocasión de desquite ( revancha ) contra el enemigo tradicional, que tan recientemente había humillado al pabellón ( bandera o insignia ) francés. Para los filósofos, la revolución americana era el primer ensayo eficaz de sus doctrinas.

Los tres diputados americanos : Benajamín Franklin, Arthur Lee y Sila Deane, fueron recibidos en París con un entusiasmo delirante y sobre todo Franklin, famoso por sus descubrimientos en física, vivió unos días de ovación perpetua. En él se encarnaban todos los ideales de su tiempo : libertad, sencillez campesina, pasión por las ciencias naturales.

Un gran señor, el marqués de La Fayette, armó a su costa un navío, que cargó de armas para socorrer a los insurgentes. Muchos personajes de la primera nobleza : el príncipe de Broglie, los duques de Laval-Montmorency, de Castries y de Lauzun, entre tanto, se aprestaron para combatir entre los insurgentes. Fueron muy pocos —éstos tuvieron que escudarse en el anónimo para expresar sus opiniones— los que anunciaron que la revolución americana no era sino el preludio de otra revolución, de incalculables consecuencias, en la misma Europa.

Los economistas que formaban el gobierno del pacífico Luis XVI estimaban necesario una paz duradera para el restablecimiento de la hacienda y de la economía de Francia y vacilaron mucho en comprometerse en una guerra, aun emprendida en tan favorable circunstancias para la victoria. [ Esas voces críticas eran ya comunes en Francia y en España con perfiles de La Masonería, en España se infiltró La Masonería a mediados del s. XVIII, aunque controlada y casi siempre anulada, de igual forma en Francia pero con una notable presencia de asesores interesados en recomendar al REY de Francia, es decir que La Masonería era anglófila, o mejor dicho estaba incrustada y aliada del Imperio Británico según que negocios o comercio se pudiere conseguir en todo tipo de asuntos internacionales, acaso continuar con el monopolio de la esclavitud y sus compañías de comercio. ]
Turgot abogaba por la neutralidad y el conde de Vergennes se contentó con debilitar el poderío inglés enviando a los rebeldes secretamente armas y dinero. Sin embargo, el rey ( de Francia ) y sus ministros no pudieron resistir el clamor general de desquite en unos, y en otros de solidaridad con los principios que informaban la revolución americana. Luis XVI firmó el 6 de febrero de 1778 con los Estados Unidos, que entonces nacían a la vida política, un Tratado de comercio y de alianza ofensiva y defensiva. Jorge III ( rey de Inglaterra ) estimó, con razón, estos actos como una declaración, en toda regla, de guerra y retiró a su embajador de París.

Aun cuando España deseaba tan ardientemente como Francia el desquite y el abatimiento de la supremacía inglesa, las circunstancias aconsejaban una mayor reserva.

No estaban tan extendidas en la monarquía de Carlos III ( rey de España ), en una sociedad penetrada de un sentido tradicional de la política y de la vida, las doctrinas políticas, filosóficas y económicas de la ¨ Enciclopedia ¨. Por otra parte, España era señora de un mundo inmenso y vulnerable — inmediato al teatro de los sucesos— y la escuadra inglesa, nunca vencida, podría interrumpir la afluencia en las flotas de Indias del oro americano, principal recurso del Estado español.

El marqués de Grimaldi, partidario de aprovechar la circunstancias para la guerra, fue sustituido por don José Moñino, conde de Floridablanca, en 1776. Ya entonces habían tenido lugar las grandes victorias de los americanos contra el ejército inglés y la declaración de la Independencia de los Estados Unidos en Filadelfia.

Floridablanca ( marqués de ), por medio del conde de Aranda, embajador en París, inició una ayuda sistemática a la nueva potencia, de armas, pertechos de todo género y , sobre todo, dinero. [ Acaso La Casa Vasca con sus infinitos pagarés a la nueva potencia de forma acordada con otras sumas de dineros inmensas, con la promesa de que al acabar la Guerra de la Independencia fueran devueltos a sus dueños financieros vascos ( españoles del País Vasco, Las Vascongadas ) pero nunca se devolvieron esas inmensas sumas de dineros prestados, aunque hubo en los primeros años devoluciones de dineros de forma pausada, pero no los pagarés españoles de grandes préstamos financieros a los americanos, tras la salida de George W. se olvidaron o bien quedaron en papel mojado ( olvidados o pausados ) ].

La presión de los diputados del Congreso de Filadelfia residentes en Francia fue muy intensa sobre el gobierno español. Uno de ellos, Arthur Lee, pasó la frontera y se estableció en Burgos ( 1777 ), y el mismo Franklin estuvo a punto de trasladarse a Madrid, pero el conde de Floridablanca, en el cual los años habían extremado la prudencia, prefería obtener las posibles ventajas de una negociación con el gobierno inglés.

Por otra parte, la conducta del gobierno de Luis XVI, motivando una declaración de guerra sin contar con ESPAÑA, se estimaba como una violación del Pacto de Familia. Ni aun en la situación apurada en que las circunstancias le habían puesto, el gobierno inglés se prestó a negociar con el español y siguió una política ambigua de dilaciones.

Floridablanca ( que ya por entonces coqueteaba con La Masonería ) presentó un ultimátum a la corte de Saint James ( 3 de abril de 1779 ) y, ante la inminencia de la guerra, se estipuló con FRANCIA una renovación del Pacto de Familia, que fue ratificado por Luis XVI el 28 de abril.
El Pacto de Familia, suponía, entre otras cosas más, el que si Francia fuere atacada o estuviere en un conflicto armado en cualquier punto o parte del mundo ; España tendría que socorrer a Francia en todo momento, auxiliarla y defenderla sea quien fuese el enemigo. En realidad era un Pacto de Honor, también fue su verdadero nombre luego se utilizaría el término de la familia ( familia real, los reyes de España y de Francia ), por motivos de ayudas anteriores de Francia a España, era una asistencia recíproca y continuada. Esas ayudas ya lo podemos ver con Blas de Lezo y la defensa de Cartagena, de una forma u otra, años antes, y donde curiosamente lucharon contra los ingleses y colonos americanos que ayudaban a Inglaterra para invadir Cartagena de Indias, con un ejército auxiliar ¨ cuchillo en boca ¨ de decenas de miles de negros esclavos. Sin duda franceses y españoles han estado unidos muchas ocasiones, y en contra también con otras guerras posteriores donde los ingleses eran aliados de los españoles y éstos : rivales de Napoleón, pues Francia no era la rival en sí, sino que La Masonería — una de sus facciones — se había apoderado de Occidente temporalmente, y los masones de Inglaterra veían como su poder iba a desaparecer para pasar a hablar en Londres en francés.

En el preámbulo, del Tratado de Familia ( Pacto de Honor, entre Francia y España ) el Rey Católico aducía sus sinceros deseos de paz y se quejaba, con toda justicia, de los continuos agravios, nunca reparados, contra el pabellón español. En consecuencia, el conde de Floridablanca, representante de Carlos III, convenía con el de Montmorin, que lo era de Luis XVI, un Tratado por el cual ESPAÑA se comprometía a hacer causa común con Su Majestad Cristianísima y a declarar la guerra a la Gran Bretaña.

Carlos III se obligaba a reconocer la independencia de los Estados Unidos y a no deponer las armas…

¡¡¡ hasta que esta independencia no fuese reconocida por Jorge III !!!

( es decir, que era una lucha a muerte hasta que el rey de Inglaterra no declarase a Estados Unidos de América una nación libre )

Sin duda, era algo grande lo que ocurría en el mundo occidental, porque era raro éstas declaraciones con resultado tan incierto y peligroso, y todo por culpa de unos colonos en la otra punta del mundo a quien nadie conocía y, que antes habían sido enemigos temporales de Francia y de España ; pues los colonos atacaban en ocasiones las zonas y dominios de Francia y de España, en favor y auxilio del Imperio Británico.
No es posible analizar la reacción diplomática ( que como se sabe se centra más entonces, y no tan atrás, en la hipocresía según que monarcas, pues no desconocemos a ciencia cierta los recursos diplomáticos de ambas partes, y que se traduce que la soberbia podría ser entendida como argumento de tiranía, y éste factor traducido a su vez ; como una continuidad de lo que sufren los colonos americanos bajo control de Inglaterra ) sin un sentido más amplio de aquella época, donde los ingleses hacian esclavos…

¡¡¡¡¡ blancos !!!!!
( es decir, que al igual que había esclavos negros o indios, había esclavos blancos )
y dentro de esos esclavos se encontraron

¡¡¡ españoles y franceses !!!

¡ además de los propios colonos !

todo en nombre de su graciosa majestad.
Sin duda era traspasar los valores humanos o costumbres en Occidente, al menos.

No hay muchos documentos de la época para estos supuestos, pero sí hay referencias en varios idiomas, aunque de forma silenciada de una u otra forma. Ya que unos decía que esos esclavos eran piratas, y los piratas aliados de Inglaterra realmente, otras veces eran irlandeses capturados para el negocio de la esclavitud, y otras el la esclavitud era extendida a las poblaciones indias apartadas o separadas que eran objeto de todo tipo de agresiones mutuos ; donde se impuso su exterminio progresivo ; también por los propios colonos auxiliares de Inglaterra. En resumen, una caótica situación donde la ley del más fuerte prevalecía, y se utilizaban los nombres de países o reyes para antes de la Guerra de Independencia hacer todo tipo de crímenes tanto los indios, como los colonos, como los soldados de las colonias bajo mando de Inglaterra. Y entre medio de todo ese caos, llegaban noticias de todo tipo, donde las colonias francesas y las colonias españolas en Norteamérica veían algo inevitable y retirar ese poder de esas colonias a Inglaterra. Las voces críticas de algunos militares ingleses del Imperio Británico ya aparecían por entonces contrarias a su rey imperial inglés, y cualquier disidencia eran vista como algo relacionado a ser un cobarde o bien a un traidor a Inglaterra, también a los propios colonos americanos que no eran ingleses la mayoría ; españoles, portugueses, franceses, alemanes, italianos, etc…en definitiva eran los criollos americanos ( nacidos, de familias de raza blanca sin mezcla racial que no fuere blanca, en las colonias norteamericanas o bien de dominio extensivo del Imperio Español, de ahí criollos ).
España se proponía obtener del resultado de la guerra la restitución de..

ATENCIÓN…

¡¡¡ Gibraltar !!!,

y de Menorca, de Pensacola y de la costa de la Florida, y la expulsión de los ingleses de la bahía de Honduras.

La renovación del Pacto de Familia llevaba consigo la guerra como consecuencia prevista y obligada. Gibraltar era, y sigue siendo desde Utrecht, la obsesión de todos los gobiernos españoles. Comenzó el bloqueo de la plaza por mar y por tierra en julio de 1779, con gran aparato de fuerzas. Las marítimas estaban mandadas por el famoso don Antonio Barceló, uno de los marinos españoles que han gozado de mayor prestigio popular, y las de tierra, por el general Álvarez de Sotomayor, pero un asedio eficaz de la fortísima roca exigía el dominio del mar. Cuando los sitiados se encontraban ya en situación difícil, la escuadra del almirante Lángara, que pretendía dominar el estrecho, fue sorprendida y destrozada por la del inglés Rodney, cerca de Cádiz, el 16 de enero de 1780.

Gibraltar, bien repuesto de municiones de todo género, era prácticamente inexpugnable. El gobierno de Saint James, para el cual era de interés vital el apartar a ESPAÑA de la alianza francesa, entabló negociaciones que España aceptó…

¡¡¡ violando el Pacto de Familia !!!,

( que quiere decir, que España violó el acuerdo con Francia, para buscar intereses o bien algo indivivual sin conocimiento del rey de Francia, lo dejaron al margen )
[ Algunas veces puede ser que alguien entienda objetividad en los valores humanos al igual que en la neutralidad de los historiadores a la hora de explicar determinados asuntos, más aún siendo del propio país, eleva más la categoría del caballero español como figura universal durante siglos ; pues lo que es blanco es blanco y lo negro : negro. ]
Pero la Gran Bretaña, que valoraba extraordinariamente aquella plaza, llave del Mediterráneo, exigía compensaciones exorbitantes :

– la isla de Puerto Rico,
– el Puerto de Caballos en Honduras,
– un territorio en ¡ Orán !,

– además de una fuerte indemnización en dinero y la ruptura del Pacto de Familia.

Esto equivalía, naturalmente, a anular todo intento de devolución. Gibraltar continuó siendo colonia inglesa.

[ Dicho factor de contensión, desde un punto de vista objetivo, sólo se puede estudiar de forma que se sobreentinda que los españoles han evitado un conflicto armado y polítco extremo durante siglos, no hay otra explicación lógica, ya que diversas alianzas políticas con Inglaterra ; acaso la Guerra de Independencia contra Napoleón y su Lord Wellington era amado por el pueblo español y éste de forma recíproca a la España que derrotó al emperador de Europa, el primer país que consiguió derrotarlo antes que ninguno, incluso antes que Rusia, y gracia a España Alemania y otros países no hablan francés. Estos aspectos son muy importantes, al menos de tener en cuenta para trazar un mejor entendimiento de algunas etapas de la Historia. Cuando se dice Napoleón se traduce como la Judería Internacional de supramacía. Luego como se sabe España fue objeto de ataques de todo tipo y maneras, incluso del propio EUA ; cuando La Masonería ya estaba incrustada en el poder con sus banqueros no occidentales ].
Lord Stormont aseguraba que si el rey de España le diese a escoger una posición en el mapa de su inmenso Imperio, no señalaría otra que Gibraltar. Era la llave no sólo del Mediterráneo, sino del Oriente, donde la Gran Bretaña estaba poniendo las bases de un gran imperio. Para España, la obtención del Peñón era solamente una cuestión de orgullo nacional, en el pueblo siempre vivo. Floridablanca, que después del levantamiento del bloqueo continuaba en tratos ¡ secretos ! con el gabinete de Londres, llegó a decir a Ricardo Cumberland ( Richard, castellanizado ) que, por el Peñón, Carlos III rompería la alianza con…

¡¡¡ Francia !!!

( Era un doble juego diplomático, pero en toda una traición en toda regla al Pacto de Familia por parte de España, que ya podemos intuir como era de masón y su grado Floridablanca ).
Los ministros de Luis XVI, que estimaban de importancia vital, ante la perspectiva de la paz, la conservación de esta alianza, ofrecieron a España una ayuda eficaz para la reconquista de Menorca y para un segundo intento de ataque a Gibraltar. Como en 1756 la conquista de Menorca, tenida por inexpugnable, no fue difícil a las armas borbónicas. El ejército español, compuesto de unos 8.000 hombres, salió de Cádiz el 23 de julio de 1781 en 83 transportes, escoltados por navíos de guerra. En octubre se le unieron 4.000 franceses y el duque de Crillon se puso al frente del…

¡ Ejército !

( hispanofrancés ),

que ocupó la ciudad de Mahón. La principal resistencia estuvo en el fuerte de San Felipe, defendido por Murray.

Crillon se incorporó al ejército español con el grado de…

¡ Capitán general !

y con el título de duque de Mahón.

Fue, en cambio, el segundo asedio de Gibraltar un nuevo desastre. Francia y España acumularon, frente al Peñón, cuanto disponían en buques, soldados y aprestos de guerra. Las esperanzas se desvanecieron y el asedio, que había costado a los aliados hispanofranceses unos ¡ 12.000 hombres ! y sumas inmensas, fue prácticamente interrumpido. Aquel trozo de España, que costaba, a lo largo de los siglos, tanta sangre española ( y francesa también ), continuó siendo colonia inglesa.

El sitio había despertado en toda Europa gran expectación : Carlos de Borbón, conde de Artois, el futuro Carlos X, acudió a presenciarlo. La defensa del general Eliot contra un ataque de una violencia sin precedentes fue heroica, secundada por la pericia del almirante Howe, que acertó a entrar en el puerto un convoy importante y pudo escapar a la persecución del almirante Córdoba.

A pesar de algún éxito parcial, la fortuna era adversa a la Gran Bretaña, agotada por dos guerras que no habían tenido apenas solución de continuidad. La capitulación en York Town del general Cornwallis con todo su ejército y su flota ( 11 de diciembre de 1781 ) había hecho indestructible la independencia de los Estados Unidos. La escuadra francesa, rehecha por Choiseul y apoyada eficazmente por la española, consiguió que el dominio inglés en los mares pudiese ya ser discutido, no sólo por las potencias contendientes, sino por Rusia y por los reinos del Norte.

Por su parte, los españoles habían expulsado a los cortadores de palo de Campeche ( los ingleses en colonias o bases temporales invadidas del Imperio Español, ocultas y secretas, al principio luego descubiertas, por Bernardo de Gálvez – YO SOLO – en Honduras ).

YO SOLO– obtuvo un gran triunfo en Pensacola, donde apresó al general Campbell y al almirante Chester con su artillería inglesa y sus pertrechos ( 10 de mayo de 1781 ). Quedó en poder de España, a consecuencia de esta victoria, toda La Florida occidental. Otro Gálvez, don Matías, presidente de la Audiencia de Guatemala, recobró las discutísimas conquistas inglesas de San Fernando de Ornoa y el castillo del Desaguadero y del lago de Granada.

Fue la última de las guerras caballerescas, en la cual se dio un torneo de cortesía entre soldados y marinos que luchaban con extraordinaria bravura, pero que sabían apreciar el valor del enemigo. Esos pueblos estaban agotados y los gobiernos no sabían evitar la bancarrota producida por los enormes gastos que pesaban sobre sus países.

El gobierno de Luis XVI insitió en su constante egoismo, que hizo inútiles los Pactos de Familia una vez alcanzada la independencia de Estados Unidos de América, y entraba de nuevo a negociar con la Gran Bretaña, al margen de España, ya que en el siglo XVIII se adulaba a los primos de España cuando su apoyo era necesario, pero se abandonaba* cuando constituían un estorbo. Después de muchos meses de ofertas, contraofertas y regateos, Carlos III se avino, con gran dolor, a renunciar a Gibraltar.

Desde entonces, todo fue más fácil. Los Estados Unidos firmaron con Inglaterra la paz definitiva el 2 de septiembre de 1783 y al día siguiente se firmaba en Versalles la paz entre Jorge III y Carlos III, representados por el duque de Manchester y por el conde de Aranda, que llenaron sendas páginas con la enumeración de sus títulos.

¿ Renunció España a Gibraltar ? No, lo que se da a entender es que se cedió la continuidad de la Base militar inglesa en Gibraltar, ya que los Tratados están vigentes aún hoy, con lo que ello implica.
[ En realidad, el honor de España estaba sobreaumentado, aunque pareciera lo contrario, porque Gibraltar había sido comparada con Estados Unidos de América, y además había conseguido Menorca plaza anhelada y deseada de forma continuada por los ingleses como verdadera llave del Mediterráneo y punto estratégico para controlar a Francia y a España, además La Florida pasaba a manos españolas a cambio de las islas de la Providencia y de Bahamas, conquistadas por España durante la guerra de Independencia, y del permiso de cortar ¨ palo de Campeche ¨ en determinados lugares. De hecho los lugareños de Andalucía y de forma general de España ven con el nacimiento de Estados Unidos la simbólica manera de entender Gibraltar por los ingleses, es decir, que España se sacrificó de una forma u otra para arrebatar un futuro y verdadero Imperio Británico extensísimo por un simple peñón de roca, en el sur de España. No obstante La Masonería intentaría, luego, no dar importancia a éstos factores insalvables, con su entrada en décadas posteriores en la cúpula del recién nacido Estados Unidos y declararle la guerra a lo que quedaba de España como Imperio en el mundo, ya que antes La Masonería provocó la destrucción de sus Provinicas Españolas en América, era una forma de compensar las abrumadoras pérdidas en nombre de Inglaterra, que en realidad se trataba de la Judería Internacional incrustada en sus élites occidentales. ]
Tal es así, que el propio conde de Aranda ( España ), a pesar de que sus contactos con masones y enciclopedistas debieran hacerle ver con simpatía la emancipación de Norteamérica, censuró el reconocimiento de la libertad de las colonias…

¡¡¡ inglesas !!!

( era la prueba definitiva de que era masón, y La Masonería se extendía ya por todas las cortes de Europa ó quizás el presagio de lo que se avecinaba ).
con frases que demuestran una clarividencia singular y que adquieren, contempladas a distancia, un profético dramatismo :

¨ Esta República Federal [ EUA ] ha nacido pigmea, por decirlo así, y ha tenido necesidad del apoyo y de la fuerza de dos potencias tan poderosas como la Francia y la España para conseguir su independencia. Vendrá un día en que sea un gigante, un coloso terrible en esas comarcas. Olvidará entonces los beneficios que ha recibido y no pensará más que en engrandecerse. La libertad de conciencia, la facultad de establecer nuevas poblaciones sobre inmensos territorios, así como las ventajas del nuevo gobierno, atraerán agricultores y artesanos de todas las naciones, porque los hombres corren siempre tras la fortuna, y en algunos años veremos con mucho dolor la existencia tiránica del coloso de que se habló…. El primer paso de esta potencia cuando haya llegado a engrandecerse será apoderarse de las Floridas para dominar el golfo de México…. ¨.
Ni aun el mismo conde de Aranda, clarividente de desastres ( [ el investigador hace vernos que eran masón o estaba infiltrado en ella, y tenía información de primera mano de las intenciones de La Masoneria – La Judería Internacional -, posiblemente fuere un doble agente el tal acomodado Aranda del propio rey de España para saber información de la secta anti-occidental, acaso Benjamín F. se convirtió en un anti-masón estando dentro de La Masonería para recabar información para George W. antes de la guerra de Independencia de Estados Unidos de América ] ), pudo quizá darse cuenta de los abismos de ingratitud y de olvido de la nueva potencia con respecto a España. No sólo ocasionó el derrumbamiento de los vestigios de su Imperio, sino que borró absolutamente de su historia el recuerdo de los beneficios recibidos.

El nombre del marqués de La Fayette — que emprendió su expedición desde el puerto español de ¡¡¡ Pasajes !!! — y del mariscal de Rochambeau son populares en Norteamérica, donde nadie recuerda a los gobernantes, a los soldados y a los marinos españoles que tan eficazmente contribuyeron al nacimiento de la gran nación.
A lo que estamos de acuerdo, con el colega investigador y recopilante de ésta información desconocida por la gran inmensa mayoría de los mortales en el mundo, aunque parece ser que en los últimos años, cada vez más, los estadounidenses aprecian mejor la lectura histórica cuando se habla de España, posiblemente como los primeros síntomas de la decadencia de La Masonería en el siglo XXI.

 

 

 

Bibliografía

Aguado Bleye, P., y Alcázar Molina, C. : Manual de Historia de España, tomo III, Madrid, – 1964.

Conrotte, M. : España y los países musulmanes durante el ministerio de Floridablanca, Madrid, – 1909.

Domínguez Ortiz, A. : La sociedad española en el siglo XVIII, – Madrid, – 1955.

Palacio Atard, V. : El tercer Pacto de Familia, – Madrid, – 1945.

Reglá, J., y Alcolea, S. : El siglo XVIII, tomo VI de Historia de la cultura española, – Barcelona, – 1957.

Rodríguez Casado, V. : Política marroquí de Carlos III, – Madrid – 1946.

Rousseau, F. : Regne de Charles III d´Espagne ( 1759 – 1788 ), – París, – 1907.

Ruiz Orsati : Relaciones hispano-marroquíes, – Madrid, – 1944.

Sánchez Agesta, L. : El pensamiento político del despotismo ilustrado, – Madrid, – 1953.

Sarrailh, J. : L´Espagne éclairée de la seconde moitié du XVIII-e siécle, – París, – 1954.

Soldevilla, F. : Historia de España, tomo VI, – Barcelona, – 1964.

[ Salvo error ortográfico, – ó fe de erratas -, todos los datos son veraces y comprobables ].

 

*Otros apuntes contemporáneos sobre la temática

En el año 2017, Gibraltar poseía el 60 % de las apuestas online de todo el mundo, negocio permitido incluso con empresas algo dudosas con las actividades lícitas.

 

 

 

Anuncios