La Vendèe

Muchos pasquines contra la Reina Marie Antoinette comenzaron a circular en París (Svenska Dagbladet, 27 de sept de 1987). Después de esto, se lanzaron hojas impresas para incitar al pueblo a sublevarse. El objetivo de los francmasones era destronar al rey. La máquina de propaganda fue hábilmente tendida. Marie Antoinette fue transformada en el símbolo de todo el mal en el reino.

Estos llamados revolucionarios que trabajaron para minar el orden establecido eran a menudo  jóvenes y muchos entre ellos era judíos o francmasones, según el historiador Henrik Berggren, Ph. D. (Dagens Syheter, 20 de enero de 1987, “La Gramática de la Revolución”).

Los trescientos hombres que tomaron el poder bajo la Revolución francesa eran todos Illuminati. (Gerald B. Winrod, “Adam Weishaupt – “Un Diablo Humano”, pág. 37.)

Marat y Robespierre pertenecían oficialmente a la organización “revolucionaria” ‘Los Amargados’. La ‘Asociación de los Iguales’ también había estado activa en París desde 1786. Esta organización había ya decidido en el mismo año, dónde encarcelar a los “enemigos del pueblo.”

Los líderes revolucionarios Mirabeau, Garat, Robespierre, Marat, Danton, Desmoulins y  muchos otros eran Illuminati, según Gerald B. Winrod, “Adam Weishaupt – “Un Diablo Humano” (pág. 36).

Según Nesta Webster, Danton y Mirabeau eran originalmente miembros de la Logia
Masónica “Les Amis Reunis” (Los Amigos Reunidos) sobre la cual el Illuminati también puso su marca. Louis Leon Saint-Just, llamado uno de los padres del totalitarismo, también era francmasón.

El Illuminati se tomó los clubes Jacobinos en 1789. 152 de estos clubes estaban activos el 10  de agosto de 1790, según la Enciclopedia Británica. Los Jacobinos tenían una red centralizada sobre toda Francia.

El primer club fue tomado por los colaboradores cercanos de Weishaupt, Bode y el Barón de  Busche.

Esta revolución mundial fue diseñada para ser implementada por un puñado de conductores  del Illuminati. (Svenska Dagbladet, 16 de agosto de 1989) El homosexual Robespierre fue públicamente considerado como un tirano o dictador.

Los nuevos gobernantes exigieron, que el populacho se dirigieran unos a otros como
“ciudadanos”. El año comenzaría en un nuevo día, los meses fueron renombrados, y la semana se cambió por un período de 10 días. Una hora comprendería 100 minutos. Todas estas idioteces fueron abolidas por Napoleón en 1806.

Los campesinos en la provincia de Vendee habían tenido bastante de toda esta estupidez  “revolucionaria”: su rey había sido asesinado, la educación había sido abolida y sus hijos mayores habían sido todos enrolados en el ejército. El 10 de marzo de 1793, ellos se rebelaron. Al principio tuvieron bastante éxito, pero cuando los Jacobinos comprendieron que el populacho estaba empezando a amenazar sus posiciones, impusieron su dictadura que empezó el 31 de mayo de 1793 y duró hasta marzo de 1794.

El terrorismo durante ese período fue peor al antes visto. Virtualmente como criminales enrabiados asesinarons a todos en la provincia de Vendee. Sólo 12.000 personas en toda la provincia sobrevivirían a los ataques.

Un general informó a París :

Vendee ha dejado de existir “.

Otro escribió que su banda de asaltantes armados logró asesinar a 2.000 personas diariamente. Una nueva rebelión le siguió durante los años 1794-95. En total, se extinguieron ¡ 600.000 ! vidas en la provincia de Vendee, y casi todas ellas, por no decir todas ; cristianos católicos.

 

Bibliografía

Lina, J. : Bajo el signo de Escorpión, – 1994, 2002.

Under the sign of the scorpio, Stockholm 1998, 2002.
(Under Skorpionens tecken, Stockholm 1994.)

Under Skorpionens tecken: Sovjetmaktens uppkomst och fall. (“Under
the Sign of the Scorpion: The Rise and Fall of Soviet Empire”), Referent
Publishing, Stockholm, 2002. 2e ed.

Videos sobre el estudio histórico de La Vendée :

Sobre éstas líneas, inmediatamente, algunos videos breves con la presencia del profesor Bárcena, exponiendo una de sus obras de investigación científica para con la Historia, en concreto La Vendée ( La Guerra de la Vendée. Una cruzada en la revolución ), obra, que, evidentemente, ya hemos podido degustar, aunque sin aportarla, como es lógico ; para respetar la propia obra reciente y su consulta científica ( o de análisis complementario ) excepto algunos trazos simbólicos, en su preámbulo, o mejor dicho en su prólogo, ya que es un tema extremadamente interesantísimo y, que se nos hace, efectivamente, muy breve para ntas. apetencias sobre el saber de la Historia, las científicas, claro.

 

 

LA CRUZADA DE LA VENDÉE

( Breve visión bibliográfica )

En su prólogo el doctor Bárcena, que puede ya consignarse como un historiador de referencia para determiandas temáticas, nos introduce en una visión alternativa y poco conocida por el público en el mundo entero, más aún en el propio pueblo francés, que, ha sufrido, entre otros males, un intento desesperado para olvidar su pasado e identidad histórica, no menos que religiosa.

Ya en su obra de investigación, el profesor Bárcena, como es habitual en sus obras científicas nos deslumbra la Historia de Francia, un tramo al menos, donde otros colegas insignes -científicos- de Francia iniciaron un camino empedrado y angosto debido a las particularidades políticas aún existente en Occidente, en ello ; la política desde época de repetitivo y famoso período del inicio del Liberalismo o incluso antes, tan en custodia de filósofos e intelectuales –de ceniza caida– que no han precisado sobreabundar en aspectos congénitos de las pruebas y de los hechos.

Veamos qué nos dicen :

La guerra de la Vendée es uno de los capítulos más controvertidos de la Revolución Francesa. Un episodio que pone en cuestión la coherencia de las autoriades republicanas ; la sinceridad de su ideología revolucionaria, resumida en el gran lema de << Libertad, igualdad, fraternidad >>. Porque dichas autoridades sometieron a esta región francesa a una política de tierra quemada, poniendo en marcha un verdadero genocidio. Ejecutando, además con el mayor ensañamiento, sobre unos compatriotas por el simple hecho de no aceptar sus ideas ; su visión del mundo. Por no tolerar, en suma, que aquellos franceses ejercieran su libertad de conciencia. Hicieron gala, por tanto, de un fanatismo que suele atribuirse invariablemente a los defensores del Antiguo Régimen, personificados en los vandeanos rebeldes. Los propios responsables de dicho genocidio hablaron continuamente de fanatismo como rasgo característico del enemigo que aniquilaban pero hay mucho que decir al respecto ; ( en la obra de investigación ) analizaremos este punto al tratar de la cuestión religiosa y la persecución a la que se vio sometida la Iglesia a lo largo de la Revolución en toda Francia, particularmente en la Vendée.

La Vendée ha sido una piedra en el zapato de las cinco repúblicas, y otros regímenes, que se han ido sucediendo en Francia a partir de 1792. En realidad, lo sigue siendo a pesar de que la República ha sido ya analizada con espíritu crítico por un considerable sector de la historiografía francesa durante las últimas décadas. En 1985 uno de estos historiadores revisionistas, Reynald Secher, defendía su tesis doctoral ; un trabajo destinado a chocar con importantes resistencias desde antes de su publicación. El autor reconocería años más tarde que estaba avisado : uno de los miembros de su tribunal, el profesor Pierre Chaunu, en su informe, ya profetizaba entonces que la carrera de Secher en la enseñanza superior encontraría serias trabas por parte de verdaderos ¨ orfebres en la materia ¨. Pero, de todos modos, su tesis se publicó con gran éxito, un año más tarde. Aquel doctorando de 1985 hablaría, veinte años después, en el prólogo a la edición de 2006, de su asombrosa experiencia cuando, en vísperas de la primera, empezó a darse cuenta de la trascendencia de su investigación ; de cómo se trató entonces de comprar su silencio por diferentes medios : ¨ dinero, honores, puesto en la Universidad….¨. Su libro, innegablemente, no aparecería en un buen momento -si es que pudiera haber alguno- sino en el peor : se preparaba la conmemoración del segundo centenario de la Revolución con celebraciones acordes a la importancia de aquel hecho que cerró un capítulo de la Historia Universal. Por eso, como relata el propio Secher, se le trató de convencer apelando a una ¨ pseudo-razón de Estado ¨. Acabaría comprendiendo que se trataba de ahogar un doble escándalo : el originado en primer lugar por el genocidio cometido, pero también el ¨ memoricidio ¨ ( término por él acuñado ), que lo acompañó. Secher denunciaba que los genocidas, como Robespierre o Carnot, hubiesen dado su nombre a ¨ colegios, liceos y calles ¨ ; incluso que figurasen algunos de ellos en el Arco del Triunfo, como Amey y Turreau, responsables de las mayores atrocidades cometidas en la Vendée, mientras que sus víctimas han pasado a la historia como traidores a la patria o ¨ bandidos ¨, término que ya utilizaron los oficiales republicanos que los masacraron. La historia oficial le resultaba inaceptable, como el hecho de que los alumnos franceses, al igual que lo hicieron sus padres y abuelos, siguieran aprendiendo la gran falsificación como una verdad de fe.

(… )

La Vendée-Vengé. Le génocide franco-français es una obra que, a pesar de su importancia, no ha sido traducida al español. No era mi intención traducirlo ahora sino recoger en este trabajo la información fundamental que contiene, así como la interpretación que de los hechos realizó el autor en su día ( Reynald Secher ). Aunque no siempre la comparta como haré saber en el lugar oportuno. Pretendo, sin renunciar al rigor académico [ el autor de investigación consigna que debe de realizar un esfuerzo adicional por la propia gravedad de algunos hechos ocultados en la Historia, parece ser ], ofrecer al lector una obra divulgativa que, le permita valorar la Historia real de la Revolución Francesa en un episodio fundamental que encierra muchas de esas claves interpretativas que acabo de apuntar. No podemos olvidar que analizamos el gran suceso que cierra todo un capítulo de la Historia universal dando paso a la Contemporánea. El Nuevo Régimen o Régimen liberal iría imponiéndose a todo el mundo occidental a lo largo del siglo XIX con todas sus implicaciones políticas, ideológicas y espirituales. Resulta imposible entender la evolución de las sociedades que lo integran, en los dos últimos siglos, más lo que llevamos del presente, muy particularmente en estos últimos años, sin conocer a fondo la Revolución Francesa, sus causas y objetivos ; sus condicionantes ; sus efectos a corto y largo plazo. Y para ello debemos profundizar sin prejuicios en las guerras de la Vendée ; por eso la obra de Secher, con su gran aporte documental, resulta una ayuda inestimable. ( pág. 11 a 14 ).

A lo que nosotros, en hitosdelahistoriablog.wordpress.com estamos totalmente de acuerdo, al conocer algunos datos de tal tramo de la Historia por el profesor Bárcena y por otros grandes historiadores en su temática científica.

Bibliografía

Bárcena Pérez, A. : La guerra de la Vendée. Una cruzada en la revolución, – Madrid, – 2015 -.

 

Anuncios