Alfonso XIII, el Sagrado Corazón del Rey anti-masón,
alertó al pueblo, del poderoso peligro de La Masonería.

[ Su marcha voluntaria, medida preventiva contra La Masonería,
evitando ( o retrasando ) la inminente e inevitable Guerra de Liberación, años antes. ]

[ Breve visión bibliográfica. ]

El que comparte la información, para su consulta, abierta, y libre, quiere hacer ver que, al igual que ocurre con otras secciones de la Historia, es muy difícil de precisar el lugar en concreto para su ubicación específica para determinadas temáticas, máxime, aun, cuando numerosos estudios científicos asociados e interconectados ( algunos interrelacionados ) disponen de numerosas cuestiones a tratar, pero, que, optamos por continuar la senda de estudio del personaje a estudiar ó que necesita un espacio limitado como el que nos ocupa, posiblemente también en su contexto más fiel ; de facto : las políticas de Alfonso XIII. No obstante, declaramos, sinceramente la seductiva idea al intentar localizarlo en la temática exclusiva de : La Masonería ( personajes famosos anti-masones y los que eran miembros destacadísimos. Vaya indicarlo de ésta manera. )

Así, podemos deducir que el monarca español, antimasón convencido y declarado, fervoroso católico y patriota, pudo conocer de primera mano, y en propia persona, el poder de la Secta anti-occidental, donde el rey intentaba superar los difíciles momentos, familiares, involuntarios, y de la propagación malintencionada y subversiva del anti-clericalismo en España, que no impidió que continuase con su fe católica; el pueblo y su rey. Comprendiendo mucho mejor ahora, con qué y quiénes tenía que lidiar la insignia máxima de España, tanto en el ámbito internacional, nacional, regional y local. Sin duda, todo un desafío, con el único resorte de Roma, y algunos militares amigos, como F. Franco, ambos devotos de verdadera, sincera, simpatía mutua . Baste decir, que, también, podría admitirse que el Alzamiento en la Liberación de España fuera obra de Alfonso XIII, comandante en jefe en el exilio, y luego cediendo el mando de España a su cruzado Libertador : Franco. Esa fue la verdadera causa de su retirada, evitar sospechas y su involucración con el Movimiento Nacional de 1936. Además de ésta forma, el Rey de España, enviaba un mensaje subordinada y subsidiario al mundo, para, entre otras cosas, hacer ver que España estaba siendo atacada desde dentro, por La Masonería Internacional, y precisamente eligió el lugar más seguro ( además del natural de la reina ) y peligroso, a la vez, que sus propios enemigos, sin saberlo, blindaban la misión de Alfonso XIII ; en caso de intervenir contrariamente en la España del 36. Por eso, en realidad, el rey de España, fue o pudo ser uno de los primeros innovadores en el pensamiento ¨ rebuscado ¨ del antídoto de lo que hoy se conoce como : megapolítica ó metapolítica, es decir, lo contrario al : ¨ Populismo barato y simple ¨ y su aprovechamiento por las masas ignorantes u intoxicadas. El rey de España, Alfonso XIII, era verdaderamente un político antes que rey, hombre conciliador y de buenos gestos, sencillo ; pero muy mal comprendido y pésimamente analizado, en épocas y décadas posteriores de paz ; siempre, parece ser, por las promociones no fidedignas de su Historia. Sin duda el mejor rey de España en el s. XX. No podemos decir que se le haya otorgado el considerado respeto y reconocimiento, a su labor patriota y cristiana, de forma completa. Su afición al erotismo y los clubes señoriales ha sido objeto de críticas por todo tipo de gente, ahí centraron exclusivamente el debate, que, como todo rey, en Europa mantenía la costumbre de la virilidad de su posición.
Veamos que nos dicen del Sagrado Corazón en España.. :

Todo pueblo se revela y aquilata según el valor moral de la familia, pues un pueblo fué siempre, en santidad o en corrupción, lo que el hogar. Esta regla no ha sufrido excepción, alguna jamás. Recuerdo, al efecto, lo que un gran convertido me decía:

«Padre, no podrá usted nunca exagerar la trascendencia de la Cruzada ( pie predica… Ya se lo he dicho: los Hermanos de la Logia a la que pertenecí tantos años… no persiguen sino una sola cosa, y es descrislianizar la familia. Conseguido en parte o del todo este objetivo, ya se podría dejar en posesión de los católicos catedrales, iglesias y capillas. ¡ Qué importan estos monumentos de piedra cuando, para pervertir la sociedad, se han adueñado del santuario del hogar…! En la medida en que esta estrategia sectaria tenga éxito, la victoria del infierno será segura. Así he razonado y obrado yo mismo, Padre, cuando estaba afiliado a las huestes de la masonería.» ¡Oh!, será siempre tristemente verdadero aquello del Evangelio: « Los hijos de este siglo son más sagaces que los _hijos de la luz » (1).

El gran mal de males de nuestra sociedad actual, es el haber perdido el sentido de lo sobrenatural, de lo divino…;) pero ese mal tiene ciertamente un remedio… ¿Cuál? Volver por camino del Evangelio, volver a Nazaret.

La suma total fué de cerca de medio millón de pesetas, dinero de la Familia Real, para la entronización del monumento del Sagrado Corazón de Jesús, donde también donaron mucha gente humilde. El embajador del Perú ante la Santa Sede, señor Goyeneche, conde de Guaquí y grande de España, pagó la Estatua colosal del Corazón de Jesús.

La Familia Real se suscribió con 10.300.
Los Cardenales y Obispos, con 7.650.
Un ilustre compatriota del R. P. Mateo, el Embajador del Perú ante la Santa Sede, Excmo. señor Conde de Guaquí, pagó con 50.000 pesetas la estatua colosal del Sagrado Corazón que corona el Monumento.

A las diez de la mañana celebró el Santo Sacrificio de la Misa en el altar del Monumento el Excmo. señor Obispo de Madrid, y acta continuo expuso el Santísimo Sacramento. Cantado el «Tantum ergo», S. M. el Rey, a la derecha de la Sagrada Custodia, leyó con elocuencia arrobadora un maravilloso « Acto de Consagración de España al Corazón de Cristo Rey »…Una tempestad de vítores y de sollozos cubrió las últimas palabras del rey católico. Calmada la profunda emoción y el clamoreo de la muchedumbre, se puso en marcha la Procesión del Santísimo desde el MOnumento al antiguo Santuario de Nuestra Señora de los Angeles… Tras del señor Obispo, que bajo palio Llevaba la Custodia, seguían el rey, la reina y toda la familia real.
No resisto al deseo de referir aquí una anécdota sabrosísina. Días después de este incomparab le homenaje, S. M. el Rey don Alfonso me recibió en audiencia privada, pues quería agradecerme toda la parte que había tomado en calidad de
Apóstol del Sagrado Corazón.

—Permítame, señor —le respondí—, que cuente con toda
sencillez a V. M. que en esa hora grandiosa del Cerro estuve
tentadísimo de cometer un atentado…
—¡Cuéntemelo! —replicó el rey sonriendo.
—Pues cuando V. M., terminada su magnífica oración,
descendía las gradas de la escalinata, yo, que me encontraba
abajo, al borde de ésta, impulsado por una emoción que me
embargaba el alma, estuve a punto de abalanzarme hacia V. M. y
abrazarle de rodillas en nombre de todos los apóstoles del
Sagrado Corazón… ¡Ah, me costó dominarme, contenerme, señor!
—¡0h, qué hermoso! —dijo el. rey—, y ¿por qué no lo hizo?

_Pues, Señor, porque temí que algún policía me hubiera
detenido antes de caer a sus pies.
—Yo le hubiera salvado entre mis brazos —replicó emocionado
el rey, besándome con efusión las manos.
Al terminar este relato hermosísimo, página de oro de España,
de la Iglesia y de la Entronización, quiero dejar constancia de lo
siguiente:
Cuando en el Secretariado se discutió la frase lapidaria que
debía grabarse, en el espacio que quedaba entre los pies del
Salvador y el escudo de España ofrecido al Rey Divino por la
Reina Inmaculada, yo corté la discusión proponiendo estas tres
palabras:

« Reino en España. »

[ Véase el significado conjunto de tales palabras, donde el sustantivo puede optar, alternativamente, por el verbo. Además, se intuye, incluso, referirse no sólo a Dios o Jesús, sino también a la Iglesia, o al propio Rey de España. Esto sin duda, ha sido poco analizado, ya que el monumento del Sagrado Corazón de Jesús en España, es a todas luces, un símbolo de fe, patriotismo español y de monarquía. Toda una declaración de intenciones contra las intermitentes amenazas al pueblo español y, también, para su protección prevista, de forma inteligentísimamente manifiesta; por sus responsables máximos. ]

Por aclamación fué aceptada mi
proposición y esta frase vibró
como un clarín de victoria ante
España y el mundo.

¡Españoles: a luchar y a vencer!
Valientes españoles, la hora solemne ha sonado en que renovéis
las proezas de vuestros mayores. Como éstos arrancaron palmo
a palmo a los moros el suelo de la Patria, del mismo modo dad
en tierra con tantos errores, con tantas mentiras sociales; con
tantos convencionalismos culpables que matan la dignidad, el
pudor, la santidad de la familia. Barred las sombras del cielo de
España, y que entre a raudales en el hogar español el Sol de la
vida y de la verdad, el Sol de
amor y de justicia: ¡Jesucristo-Rey!

¡Ah! Entonces sí que la cascada viva de almas que se desborde
impetuosa, el viernes 30, de las alturas del Cerro de los
Ángeles, será cascada sublime y majestuosa, ya que en cada
gota, esto es, en cada corazon español ahí presente, habrá ante Jesús
una familia, digo toda una generación española.

La Inmaculada, Reina de España, ofrecerá ese día al Rey de
gloria el homenaje de su pueblo; se lo presentará como un
incienso de adoracion rendida. Y en cada chispa y en cada
centella de ese incienso se quemará ante el Señor el amor y la
reparación de una familia, de toda una generación española. ¡Qué
grande, ¡oli.!, qué imponente será, el cántico de este viernes,
tres veces santo, cántico que será el de todo un pueblo que
adora, que espera, que ama, himno nacional de España, porque
en cada nota vibrará la voz y el alma de una familia,
de toda una generación españolal…

Y a ese clamor inmenso de júbilo y de fe, de lágrimas y de
amor, clamor en que se confundirán las voces de la Familia Real
con las de los pobres y humildes del pueblo español, Pelayo y
San Fernando, Santa Teresa de Jesús y el P. Hoyos, contestarán
como un eco de España allá en los cielos:

¡Corazón Santo, Tú reinas ya!

Así en las Logias Masónicas, en los antros del judaísmo sectario,
en los pantanos de podredumbre y de perversión sensual se
cometen pecados y crímenes que tienen organización social y
que se pagan muy caro.

Alfonso_XIII

Imagen, sobre éstas líneas, del Rey de España Alfonso XIII, que fue excesivamente criticado por las aficiones de la época alternando su devoción católica. Un hombre de su tiempo, según lo han descrito otros historiadores, que prefirió abandonar su estancia en la península ibérica y evitar que su familia fuera objeto de ataques por parte de La Masonería. Sufrió un atentado en una de sus visitas a la ciudad condal, un revolucionario anarquista afincado en Barcelona y perteneciente a una Logia ( La Masonería ) intentó acabar con su vida y la de la Reina. Antes de estallar La Guerra de Liberación se mudó a las Islas Británicas ; donde le prestaron la consideración debida y la protección que dispensaba su esposa en su tierra natal. Apoyó firmemente la incorporación de las mujeres a la vida intelectual, también por ello fue criticado por algunos eruditos ya salpicados por las ideologías marxistas y comunistas. Otros historiadores lo señalan como un mediador en tiempos convulsos.

 

 

* Enlaces externos de Internet, de acceso interactivo, y consulta libre, en idioma castellano :

http://www.entronizar.me/wp-content/uploads/2008/11/jesus-rey-de-amor.pdf

[ Pág ( s ). 31, 432, 433, 439, 441, 444, 492, 571. ]

http://www.sscc.es/crawley.php

http://www.camineo.info/news/160/ARTICLE/1300/2009-06-21.html

Anuncios